Palmeritas de azúcar y chocolate

La repostería tradicional, esa con la que hemos crecido tod@s, está tan presente en nuestras vidas que la costumbre ha conseguido que ya ni siquiera le prestemos atención. Sin embargo nosotras, amantes de todo tipo de repostería, estamos ahí para traeros a casa lo viejo y lo nuevo, lo tradicional y la última moda. Y es a esa repostería de toda la vida a la que dedicamos nuestra receta de hoy con estas palmeritas de azúcar y chocolate.

palmeritas azucar y chocolate 1

Ingredientes (para unas 15 palmeritas):

  • Una lámina de hojaldre a temperatura ambiente
  • Azúcar blanquillla (al gusto)
  • Azúcar avainillada (al gusto)

ingredientes

Preparación:

1. Sacamos la lámina de hojaldre de su envoltorio y la estiramos sobre una superficie plana.

2.  Espolvoreamos un par de cucharadas de azúcar blanquilla y otra cucharada de azúcar avainillada y, con ayuda de un rodillo, aplastamos ligeramente para integrar el azúcar en la masa.

paso 2

3. Doblamos los extremos de la lámina haciendo que coincidan en la mitad de la misma y volvemos a espolvorear con el azúcar (blanquilla y avainillada) y a aplastar el azúcar contra la masa con el rodillo.

paso 3

4. Repetimos la operación de doblado, espolvoreado y aplastado.

paso 4

5. Cortamos la masa con un cuchillo afilado en porciones de 1 centímetro aproximadamente y, con el mismo cuchillo, aplastamos con suavidad.

paso 5

6. Colocamos las palmeritas sobre papel vegetal, procurando dejar separación entre ellas para evitar que se peguen, y las horneamos durante 12-15 minutos a 200ºC.

paso 6

7. Cuando estén doradas, sacamos las palmeritas del horno y las dejamos enfriar.

Más fácil, imposible. A nosotras nos encantan 🙂

palmeritas azucar y chocolate 2

Consejos:

  • Te recomendamos sacar la lámina de hojaldre de la nevera unos minutos antes de utilizarla para evitar que se resquebraje.
  • No hay que echar demasiada azúcar cada vez, ya que las capas podrían pegarse entre ellas y no quedarían unas palmeritas bonitas.
  • Podemos hacerlas más dulces espolvoreando un poco de azúcar blanquilla justo al sacarlas del horno, cuando aún están calientes.
  • También podemos añadirles un poco de sabor bañándolas en chocolate cuando están completamente frías.

consejo 1

Pavlova de fresas

Hay ciertos postres que te entran por los ojos nada más verlos. Hay otros, sin embargo, que a pesar de no tener el mejor aspecto, después están exquisitos. Pues bien, la pavlova de fresas que os presentamos a continuación no sólo os entrará por los ojos sino que además descubriréis que es deliciosamente irresistible 🙂

pavlova de fresas

Por si os interesa un poco de historia repostera, el origen de este etéreo postre se sitúa en la década de los 30 en Nueva Zelanda donde, según se dice, se elaboró con motivo de la visita de la bailarina rusa Anna Pávlova, ya que el merengue recordaba a la falda vaporosa que la bailarina utilizaba.

Ingredientes:

  • 3 claras de huevo
  • 175 gr de icing sugar
  • 1 cucharadita de harina de maíz (maizena)
  • 1/2 cucharadita de vinagre de vino blanco
  • 200 gr de nata Presto
  • 200 gr de fresas limpias (aproximadamente)

pavlova de fresas ingredientes collage

Preparación:

1. Lo primero que debemos hacer es preparar la bandeja de horno que utilizaremos para cocer el merengue. Para ello, cogemos un trozo de papel vegetal tan grande como nuestra bandeja y, con ayuda de un plato o cuenco, dibujamos con un lápiz tres círculos de unos 15 centímetros cada uno. Le damos la vuelta al papel (para que el merengue no entre en contacto directo con el lápiz) y lo colocamos sobre la bandeja. Apartamos hasta que vayamos a utilizar.

pavlova de fresas preparacion

2. Colocamos las claras en un bol y comenzamos a montarlas. Cuando comience a aparecer espuma agregamos la  mitad del azúcar sin parar de batir, siempre a una velocidad constante.

pavlova de fresas paso 2

3. Una vez el merengue haya alcanzado el punto de nieve (es decir, que se formen picos en la superficie al tocarla), incorporamos, uno por uno, la otra mitad del azúcar, la harina y el vinagre. Lo haremos poco a poco y batiendo a una velocidad constante.

4. Distribuimos el merengue sobre el papel de horno que habíamos preparado previamente, intentando que quede dentro de los tres círculos que habíamos dibujado. Procuramos formar picos en la superficie del merengue para conseguir ese aspecto tan típico de la pavlova.

pavlova de fresas paso 4

5.  Horneamos durante una hora a 140º. Notaréis cómo el merengue aumenta de volumen y se le forma una costra dura y seca que incluso puede llegar a resquebrajarse. Eso significa que ya está listo y que podemos apagar el horno y abrir un poco la puerta para dejar que se enfríen las capas de merengue (sin sacar la bandeja del horno).

pavlova de fresas paso 5 collage

6. Mientras se enfría el merengue, montamos la nata hasta conseguir una consistencia firme y cortamos las fresas en trozos relativamente grandes.

pavlova de fresas paso 6

7. Una vez el merengue se haya enfriado podemos empezar a montar la pavlova. Para ello, colocamos primero la capa de merengue, después la nata y por último un puñado de fresas. Repetimos dos veces hasta obtener tres capas de merengue, tres de nata y tres de fresas.

pavlova de fresas paso 7 collage

Como podéis ver que es un postre vistoso, fácil de preparar y con una textura tan esponjosa que lo hace irresistible.

pavlova de fresas 2

Consejos:

  • Hemos utilizado nata Presto (aunque también podéis utilizar nata vegetal Ambiante) porque es mucho más fácil de montar y mantiene la consistencia por mucho más tiempo.
  • Nos hemos decidido por las fresas para nuestra pavlova porque están de temporada y además aportan un color rojo que contrasta maravillosamente con la nata y el merengue. Sin embargo, podéis utilizar cualquier otra fruta, incluso flores escarchadas, mermeladas, crema de marshmallow,… Además, podéis rociar vuestra pavlova, una vez montada, con alguna salsa (como chocolate o almíbar).
  • Os recomendamos montar el merengue en un bol de cristal o metal, perfectamente limpio de grasas, para facilitar el trabajo y conseguir un mejor resultado.
  • Recordar precalentar el horno antes de introducir la bandeja con el merengue.
  • Si no queréis dejar enfriar el merengue dentro del horno, también podéis sacar la bandeja y dejarlos enfriar al aire (aunque el resultado es mejor si no sometemos al merengue a cambios bruscos de temperatura).
  • El sabor de la pavlova, así como su apariencia, pierde un poco con el tiempo. Por ello, os recomendamos que montéis las capas poco antes de consumir (sobre todo si utilizáis nata para montar “normal”).

Técnicas para pegar papel de azúcar a una galleta

Estamos en plena preparación de comuniones y bodas primaverales y much@s de vosotr@s estáis pensado en elaborar galletas para decorar las mesas dulces o entregar a l@s invitad@s como regalo de recuerdo.

Pues bien, dado que decorar galletas con papel de azúcar es rápido y muy vistoso para estas ocasiones, os vamos a enseñar tres técnicas muy sencillas para adherir el papel de azúcar a vuestras galletas.

tecnica pegar papel de azucar a galleta 1

Materiales:

pegar papel de azucar a galleta materiales

Paso a paso con pegamento comestible:

1. Recortamos el papel de azúcar con unas tijeras siguiendo el contorno del dibujo de nuestro diseño (en nuestro caso hemos escogido una de nuestras niñas de comunión).

pegar papel de azucar a galleta pegamento 1

2. Aplicamos, con ayuda de un pincel, pegamento comestible sobre la galleta. Tan sólo tenemos que pintar la zona que posteriormente cubriremos con el papel de azúcar.

pegar papel de azucar a galleta pegamento 2

3. Con cuidado colocamos el papel de azúcar, que previamente habíamos recortado, sobre la galleta pintada con pegamento comestible. Es importante ajustar el papel de azúcar correctamente a nuestra galleta para que el resultado sea perfecto.

pegar papel de azucar a galleta pegamento 3

4. Presionamos con delicadeza el papel sobre la galleta, poniendo especial interés en los bordes. Debemos procurar no presionar deslizando el dedo para evitar emborronar el dibujo. Es mejor presionar con ligeros toques.

pegar papel de azucar a galleta pegamento 4

5. Para terminar, giramos la galleta y volvemos a ejercer una ligera presión sobre la misma para afianzar el papel de azúcar.

pegar papel de azucar a galleta pegamento 5

Esta es la técnica más rápida y limpia. Los resultados son bastante buenos y no aporta ningún tipo de sabor ni color adicional a la galleta o al papel de azúcar.

pegar papel de azucar a galleta pegamento

Paso a paso con glasa real:

1. Recortamos el papel de azúcar con unas tijeras siguiendo el contorno del dibujo de nuestro diseño (en nuestro caso hemos escogido otra de nuestras niñas de comunión).

2. Colocamos nuestro diseño de papel de azúcar boca abajo y aplicamos glasa, con ayuda de una manga y una boquilla redonda, en el contorno y en el centro del mismo.

pegar papel de azucar a galleta glasa 2-3

3. Colocamos el papel de azúcar con cuidado sobre la galleta y lo ajustamos correctamente.

pegar papel de azucar a galleta glasa 4

4. Con delicadeza, presionamos con ligeros toques los bordes del papel sobre la galleta. Si al presionar el papel de azúcar, la glasa se desbordase por los lados, la retiramos con cuidado con un palillo.

5. Y para terminar, giramos la galleta y volvemos a ejercer una ligera presión sobre la misma para afianzar el papel de azúcar.

Esta técnica requiere preparar previamente glasa real y aporta algo de sabor (por supuesto, dulce) al papel de azúcar, pero los resultados son muy buenos. Nosotras es la técnica que generalmente utilizamos en la decoración de galletas con papel de azúcar.

pegar papel de azucar a galleta glasa

Paso a paso con chocolate blanco:

1. Recortamos el papel de azúcar con unas tijeras siguiendo el contorno del dibujo de nuestro diseño (en nuestro caso hemos escogido dos diseños de nuestros niños de comunión).

pegar papel de azucar a galleta chocolate collage 1

2. Colocamos nuestro diseño de papel de azúcar boca abajo y aplicamos el chocolate, que previamente hemos derretido, con ayuda de una espátula. También podemos aplicar el chocolate directamente a la galleta, pero entonces tened en cuenta que se verá entre los huecos del diseño de papel de azúcar.

pegar papel de azucar a galleta chocolate collage 2

3. Colocamos el papel de azúcar con cuidado sobre la galleta y lo ajustamos correctamente.

4. Con delicadeza, presionamos con ligeros toques los bordes del papel sobre la galleta. Si al presionar el papel de azúcar, el chocolate se desbordase por los lados, lo retiramos con cuidado con un palillo.

5. Y para terminar, giramos la galleta y volvemos a ejercer una ligera presión sobre la misma para afianzar el papel de azúcar. Si hemos pintado la galleta directamente con el chocolate, es mejor no realizar este paso, ya que podríamos manchar el dibujo.

Esta técnica no es difícil pero sí es la que más puede ensuciar. Además, tenemos que tener en cuenta que aporta el sabor del chocolate, lo que puede ser un punto positivo a su favor. El resultado también es bastante bueno.

pegar papel de azucar a galleta chocolate

Las tres técnicas tienen buenos resultados, por lo que la elección de una u otra dependerá más de vuestro gusto y experiencia que de otra cosa.

Consejos:

  • Procurad que las tijeras que utilicéis para cortar el papel de azúcar sean buenas, así os resultará más fácil y el resultado será inmejorable. Nosotras utilizamos unas tijeras pequeñas de punta para llegar fácilmente a los huecos.
  • Si no tenéis pegamento comestible a mano podéis mezclar un poco de agua con una pizca de CMC para obtener el mismo resultado.
  • Nosotras horneamos nuestras galletas sobre un tapete de silicona perforado para conseguir que las galletas queden totalmente planas por la parte inferior (que es la que utilizamos para pegar el papel de azúcar). Es por eso que nuestras galletas tienen ese aspecto cuadriculado.

pegar papel de azucar a galleta

  • Os recomendamos que no utilicéis la técnica del chocolate para pegar las galletas en verano (sobre todo aquí, en Sevilla), ya que el chocolate se puede derretir y provocar que el papel de azúcar se deslice y se caiga de nuestra galleta.