Cupcakes de cereza y frosting de queso y visita exprés a Londres

cupcakes de cereza y frosting de queso

Teníamos muchas, muchas ganas de repetir los cupcakes de cereza que hacía tanto que no horneábamos y compartir la receta en nuestro blog.

cupcakes de cereza

También teníamos muchas, muuuchas ganas de utilizar estas preciosas cápsulas rígidas de cartón para hornear cupcakes, que no necesitan bandeja. 

cupcakes de cereza y frosting de queso

Hemos adaptado una receta de cupcakes de frambuesa del libro Cupcakes from the Primrose Bakery para hacer estos cupcakes de cereza. Todas las recetas que hemos probado salen riquísimas… ¡Nos encanta todo lo que hacen!

Primrose Bakery

Hace poco tuvimos la suerte de visitar su bakery en Londres y de probar allí algunos de los cupcakes que preparan. Nos quedamos con el cupcake de Maltesers!! mMmmM! Para chuparse los dedos ;)

Primrose Bakery

Ya que estábamos, aprovechamos para visitar la bakery de Peggy Porschen en Ebury Street. Aquí os dejo un enlace al mapa, por si hacéis una escapada a Londres. Queda muy cerquita de Victoria Station.

Peggy Porschen Parlour Peggy Porschen Parlour Y, como no podía ser de otro modo, también hicimos una visita exprés a la Hummingbird bakery. Tienen tiendas repartidas por toda la ciudad, por lo que será fácil caer en la tentación. Nosotros estuvimos en la que está en el barrio de Notting Hill, de camino al mercadillo de Portobello. Creo que el de la foto de abajo es uno de los cupcakes de red velvet más ricos que he probado.

Hummingbird bakery

¡Que nos vamos por las ramas! Volvemos a la receta de los cupcakes de cereza:

cupcakes de cereza y frosting de queso

Aunque en la receta original se emplean dos tipos de harina, se puede sustituir la harina leudante por harina normal, solo que habrá que añadir un par de cucharaditas de levadura.

cupcakes de cereza y frosting de queso

Ingredientes para unos 15 cupcakes:
110 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
180 g de icing sugar tamizado
2 huevos
2 cucharaditas de vainilla en pasta
125 g de harina leudante tamizada
120 g de harina de trigo tamizada
125 ml de leche semidesnatada
50 g de cerezas trituradas

Preparación:
1. Precalentamos el horno a 180 grados y disponemos las cápsulas de papel en la bandeja para hacer cupcakes. Aunque, si empleáis las mismas que hemos usado nosotras, no necesitaréis bandeja para hornear los cupcakes, ya que estas cápsulas son rígidas y aguantan el horneado.

2. Batimos la mantequilla y añadimos el icing sugar. Batimos unos 4 minutos hasta que quede una masa cremosa y blanquita. Añadimos los huevos, uno a uno, mientras seguimos batiendo. Echamos la vainilla en pasta.

3. Combinamos los dos tipos de harina en un bol. Añadimos una tercera parte de la harina a la mezcla anterior y batimos. Echamos un tercio aproximadamente de la leche y seguimos batiendo. Repetimos estos pasos hasta acabar con la harina y la leche.

4. Añadimos las cerezas trituradas a la masa y movemos con una cuchara.

Cupcakes de cereza

5. Repartimos de forma homogénea la masa en las cápsulas para cupcakes. Podemos ayudarnos de un racionador de helado de uno 50 mm de diámetro para que cada cupcake tenga la misma cantidad de masa.

6. Horneamos a 170 grados durante unos 20-25 minutos. En el momento en que pinchemos un palillo y salga limpio… ¡Ya tenemos listos nuestros cupcakes! Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Cupcakes de cereza

Mientras se van enfriando nuestros cupcakes, podemos ir preparando la crema de queso que pondremos por encima. ¡Vamos allá!

Ingredientes para el frosting de queso:
200 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
200 g de icing sugar
200 g de queso crema tipo Philadelphia
1 cucharadita de vainilla en pasta

Preparación:
1. Batimos a velocidad media la mantequilla junto con el icing sugar.

2. Añadimos el queso crema y la vainilla en pasta y seguimos batiendo durante unos 8 minutos hasta que consigamos una crema con la suficiente consistencia como para hacer decoraciones con la manga pastelera.

3. Llenamos una manga pastelera con la boquilla que queramos (nosotras hemos usado esta) y decoramos nuestros cupcakes.

cupcakes de cereza y frosting de queso

A diferencia de otros cupcakes, la crema de queso y las cerezas hacen que el sabor de estos resulte bastante ligero, siempre teniendo en cuenta que estamos hablando de cupcakes, claro :)

cupcakes de cereza y frosting de queso

Candy Melts: qué son, cómo derretirlos y otras dudas razonables

Los Candy Melts son unas grageas especiales para derretir que tienen un sabor similar al del chocolate blanco. Si revisas su composición (puedes consultar los ingredientes en la descripción del producto de nuestra web) verás que están elaborados a partir de aceite y leche, principalmente, pero no llevan cacao ni manteca de cacao. Por lo tanto, no son grageas de chocolate.

candymelts-blancos

Los Candy Melts presentan algunas características especiales que los hacen idóneos para usar en casa. Por ejemplo, puedes derretirlos y enfriarlos de un modo sencillo, sin tener en cuenta la temperatura, y en apenas 3-5 minutos en el frigorífico se solidifican completamente. Además, puedes derretirlos varias veces sin que se quemen, pierdan su textura o sabor.

Los puedes derretir al baño maría o usando el microondas, y debes saber que a medida que se deshacen adquieren una textura un poco grumosa, que puedes aligerar añadiendo unas cucharadas de aceite vegetal (de soja o girasol, por ejemplo), manteca vegetal o manteca de cacao pero NUNCA AGUA.

¿Cómo derretirlos?

Nosotras solemos utilizar Crisco porque no altera el sabor de los Candy Melts y porque casi siempre tenemos en casa pero, como hemos dicho más arriba, puede sustituirse por aceite vegetal. La proporción que solemos utilizar es la siguiente: 1 cucharadita de las de café de Crisco por cada 15 grageas de Candy Melts. En gramos, serían unos 20 gramos de Crisco por cada 100 gramos de Candy Melts.

criscoymelts

Colocamos los Candy Melts junto al Crisco en un recipiente y lo calentamos todo al baño maría (si utilizas el microondas, tendrás que calentar en intervalos de 30 segundos y remover hasta conseguir que se derritan de forma homogénea).

bano-maria-candymelts


Para hacer el baño maría se necesitan dos cazos u ollas, uno de mayor tamaño que el otro. Primero, llenamos el cazo más grande con tres dedos de agua y lo ponemos a calentar a fuego medio. A continuación, introducimos el cazo pequeño con los Candy Melts sobre el grande para que el agua y su vapor derritan poco a poco el contenido.

Debemos ir removiendo hasta conseguir que todas las grageas se derritan poco a poco.

candy-melts-grumosos

Y al cabo de unos minutos, la mezcla se irá haciendo cada vez más homogénea.

candy-melts-derretidos

Puedes añadir más cantidad de Crisco si quieres conseguir una textura aún más líquida. A medida que te familiarices con este producto, conseguirás hacerte con las cantidades exactas o que más te gusten a ti.

¿Cuántas galletas o cake pops puedo cubrir con una bolsa de Candy Melts?

Esta es una pregunta que soléis hacernos a menudo en la tienda, y la verdad es que resulta un poco difícil de responder porque cada proyecto es muy personal y diferente del resto. Sin embargo, a modo de referencia, os podemos decir que con el paquete entero de Candy Melts (335 gr.) hemos podido cubrir unas 16-18 galletas tipo Oreo.

Imagen 028

¿Se pueden teñir los Candy Melts?

Claro que sí, pero utilizando un colorante con una base de aceite. Es decir, los colorantes en pasta o en gel que se utilizan para colorear los bizcochos, el fondant o el glaseado NO SON VÁLIDOS.

En nuestra tienda encontrarás colorantes para chocolate y caramelo de diferentes marcas con los que sí puedes teñir tus Candy Melts, como estos:

colorantes-para-chocolate

colorantes-para-chocolate-tonos-fríos-SK

colorantes-para-chocolate-tonos-cálidos

flo-coatyamericolor También puedes colorear tus Candy Melts usando colorantes en gel Americolor en combinación con Flo-Coat, un  producto que los hace aptos para teñir chocolate y caramelo. En el tutorial Cupcakes Cake Pops! te contábamos utilizar este producto para colorear chocolate mientras elaborábamos estos cake pops con forma de cupcake:

cakepops-cupcake-01  ¿Puedo añadir algún saborizante a mis Candy Melts?

Sí, y al igual que con los colorantes, solo tienes que tener la precaución de usar aromas con una base de aceite, que son los indicados para añadir al caramelo y chocolate, como estos de Lorann Oils:

aroma-concentrado-de-tarta-de-queso-oils

¿Cómo conservarlos?

En un lugar fresco y seco. Por ejemplo, en la despensa o en cualquier armario de la cocina que no esté cerca de una fuente de calor.

En cuanto a la congelación o conservación en el frigorífico, el fabricante indica en el propio envase que no es aconsejable hacerlo.

Como ves, los Candy Melts se manipulan de forma muy sencilla y permiten personalizar multitud de postres y decoraciones. Te invitamos a probarlos y, si tienes alguna duda, adelante, no te cortes y pregúntanos!

Angel Food de limón con chocolate y almendras

Angel Food de limón con chocolate

El Angel Food es un bizcocho muy muy esponjoso y ligero como una pluma. Este tipo de “foam cake” (o “bizcocho-espuma”), de origen norteamericano, debe su nombre precisamente a su textura. Hasta tal punto es esponjoso y ligero que es considerado como el “alimento de los ángeles”.

Angel Food de limón con chocolate El Angel Food se elabora principalmente con clara de huevo y azúcar y nada de grasa. Las claras de huevo batidas le aportan a este bizcocho su volumen y estructura, por lo que debemos tener mucho cuidado al incorporar los ingredientes secos, ya que podría “desinflarse” la mezcla. Otro ingrediente fundamental es el cremor tártaro, que sirve para estabilizar las claras y que hace que el bizcocho sea más blanquito.

Angel Food de limón con chocolate

Hay que estar atento a la hora de batir las claras, ya que no podemos ni pasarnos ni quedarnos cortos. Si las batimos demasiado quedarán secas durante el horneado y si las batimos poco no conseguiremos esa textura esponjosa tan característica de este tipo de bizcocho.

Angel Food de limón con chocolate

Ingredientes:
125 g de harina tamizada
300 g de icing sugar tamizada
360 ml de claras de huevo (unos 12 huevos)
1 cucharadita de cremor tártaro
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de limón en pasta
2 cucharaditas de vainilla en pasta

Preparación:
1. Precalentamos el horno a 170 grados.

2. Tamizamos el azúcar y la harina. Es necesario tamizar tanto la harina como el azúcar, a ser posible un par de veces, con el fin de que la textura del bizcocho sea lo más fina posible.

3. Batimos a velocidad baja las claras y vamos aumentando progresivamente la velocidad de la batidora hasta que estén espumosas. Las claras que hemos utilizado son claras pasteurizadas de las que venden en el súper. Son bastante económicas y muy prácticas. Cuando batamos las claras, tenemos que asegurarnos de que ni el bol ni las varillas que utilicemos tengan nada de grasa o de yema de huevo.

Angel Food de limón con chocolate

4. Añadimos el cremor tártaro y la sal (tamizados también) y batimos a velocidad media hasta que se formen picos blandos y las claras estén blancas y esponjosas.

Angel Food de limón con chocolate

5. Añadimos 150 g de icing sugar cucharada a cucharada. Debemos esperar unos segundos entre cada adición. Seguimos batiendo a velocidad media-alta hasta que la mezcla esté brillante y firme. Añadimos el limón y la vainilla en pasta y batimos un poquito más hasta que queden integrados. Si os fijáis en la foto, se deben formar picos firmes y rectos.

Angel Food de limón con chocolate

6. Espolvoreamos la mezcla de harina y el azúcar restante en cuatro veces. Podemos volver a tamizarla mientras la incorporamos. A mano, usaremos una espátula y haremos movimientos envolventes hasta que quede todo mezclado.

Angel Food de limón con chocolate

7. Echamos la mezcla en un molde de Angel Food sin engrasar y alisamos la superficie con una espátula. No debemos engrasar el molde ni con espray desmoldante ni con aceite o mantequilla, ya que la masa necesita poder agarrarse a las paredes para crecer.

Angel Food de limón con chocolate

Angel Food de limón con chocolate

8. Horneamos 40-45 minutos a 170 grados. Pasado este tiempo, pinchamos el bizcocho con un palito y si sale limpio, sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar bocabajo hasta que podamos coger el molde sin quemarnos. El molde que se utiliza para hornear este tipo de bizcochos es de aluminio, con un agujero en el centro y con una especie de patas, que nos servirán para que circule el aire mientras enfriamos el bizcocho bocabajo. De esta manera, el bizcocho no se “desinflará” y mantendrá su volumen.

Angel Food de limón con chocolate Para desmoldar el bizcocho, pasamos una espátula por los bordes del molde con cuidado. Separaremos la base del molde del bizcocho ayudándonos también de la espátula. El hecho de que no utilicemos ningún tipo de grasa para evitar que el molde se pegue hace que la apariencia del bizcocho no sea del todo perfecta, como la de la foto.

Angel Food de limón con chocolate

Ahora que ya tenemos nuestro Angel Food listo, vamos con la cobertura. Aunque se puede servir directamente sin nada, con un poquito de mermelada, con fruta fresca o con un poco de azúcar glas espolvoreado por encima, nosotros hemos decidido acompañarlo de chocolate, que tan bien combina con el toque cítrico que le hemos dado al bizcocho.

Angel Food de limón con chocolate

Ingredientes para la cobertura de chocolate:
200 g de chocolate de cobertura
200 ml de nata para montar
Un puñado de almendras troceadas

Preparación:
1. En un cazo, calentamos la nata a temperatura baja. Antes de que comience a hervir, añadimos el chocolate troceado y removemos, con cuidado de que no se nos queme. Pasados un par de minutos retiramos del fuego y seguimos moviendo con una cuchara hasta que el chocolate quede totalmente derretido e integrado.

2. Dejamos enfriar un poquito y vertemos el chocolate sobre nuestro bizcocho. Espolvoreamos por encima las almendras troceadas y… ¡Listo para servir!

Angel Food de limón con chocolate

Una vez horneado, podemos conservar nuestro bizcocho a temperatura ambiente durante varios días e incluso, podemos congelarlo. También podemos colorear la masa con colorantes alimentarios en gel o sustituir una pequeña cantidad de harina por cacao puro en polvo para que nuestro Angel Food sea de chocolate.

Angel Food de limón con chocolate Sin duda, una de las mejores recetas de bizcocho que he probado hasta ahora. ¡Os la recomiendo 100%!

Angel Food de limón con chocolate

 

Angel Food de limón con chocolate

Angel Food de limón con chocolate

¿Cuánto fondant necesito para cubrir mi tarta?

Si te estás haciendo esta pregunta es que tienes en mente empezar a trabajar con fondant, o quizá piensas cubrir una tarta de varios pisos con pasta de azúcar y no sabes qué cantidad necesitas.

Para ayudarte a resolver esta duda, compartimos contigo una guía que a nosotras nos ha resultado muy útil.

medidas-fondant

Como ves, las dos primeras columnas hacen referencia a las medidas del bizcocho o del molde que vas a utilizar (redondo o cuadrado, en cada caso), y se relacionan con las cantidades de fondant que aparecen en la última columna. Por ejemplo, si vas a hacer una tarta redonda de 10 cm de diámetro solo tienes que situar tu dedo en la segunda fila de la segunda columna y desplazarlo en horizontal hasta la tercera columna para descubrir que necesitarás, aproximadamente, 350 gramos de fondant para cubrir tu tarta.

tabla-medidas

Esta relación de medidas procede del libro “Decorar pasteles” de Lyndy Smith, que incluye explicaciones, trucos y técnicas que resultan muy útiles para conseguir decoraciones creativas y profesionales.

Te dejamos la tabla aquí abajo en formato PDF, por si quieres descargártela:

¡Esperamos que te resulte útil! Esta guía es una buena forma de empezar e ir aplicando poco a poco tu experiencia, ya que la cantidad de fondant que necesitarás para cubrir tu tarta va a depender, fundamentalmente, de la altura que le des a tu bizcocho y el grosor que te guste dar a la capa de fondant.

tabla-medidas2

Encontrarás esta misma tabla de medidas en las estanterías de fondant de nuestra tienda para que puedas consultarla aquí mismo, cuando vengas a visitarnos. Así podrás estar segur@ de que te llevas la cantidad de fondant que realmente necesitas para cubrir tu tarta. :-D

Cupcakes de arándanos, limón y queso mascarpone

Cupcakes de arándanos y limón

Después de hacer esta deliciosa tarta de queso y frutas del bosque, me sobraron unos cuantos arándanos. He de reconocer que me dio tanta alegría ver todas las moras, arándanos, frambuesas y grosellas en el súper que me volví un poco loca… Así que he decidido hacer estos cupcakes de arándanos y limón con frosting de queso mascarpone y limón.

Cupcakes de arándanos y limón

Al igual que los cupcakes de cereza o de frambuesa, no son nada empalagosos y, dentro de lo que cabe, resultan bastante “ligeritos”.

Cupcakes de arándanos y limón

Ingredientes para unos 15 cupcakes:
200 g de harina leudante
130 g de azúcar
una pizca de sal
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
75 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 huevo L
1 taza de buttermilk
Un buen puñado de arándanos
La ralladura de un limón

Preparación:
1. Precalentamos el horno a 180 grados. Disponemos las cápsulas de papel en una bandeja para hornear cupcakes

2. Batimos la mantequilla y añadimos el huevo y el buttermilk. Para hacer el buttermilk añadimos una cucharadita de zumo de limón a 120 ml de leche. Removemos y lo dejamos reposar unos 15  minutos a temperatura ambiente. Aunque su aspecto es parecido a la leche cortada, no debemos asustarnos, el buttermilk es así.

3. En un bol aparte, mezclamos los ingredientes secos: la harina, el azúcar, la sal y el bicarbonato de sodio. Los añadimos a la mezcla anterior.

4. Finalmente, echamos los arándanos y la ralladura de limón. Para evitar que los arándanos se nos vayan al fondo, podemos “rebozarlos” o pasarlos antes por un poco de harina.

Cupcakes de arándanos y limón

5. Repartimos la masa en las cápsulas. Para que todos los cupcakes tengan la misma cantidad, podemos ayudarnos de una cuchara de helado.

Cupcakes de arándanos y limón

6. Horneamos a 180 grados durante unos 20 minutos. Pinchamos con un palillo pasado este tiempo y, si sale, limpio, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar sobre una rejilla.

Horneamos a 180 grados durante unos 20 minutos. Pinchamos con un palillo pasado este tiempo y, si sale, limpio, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar en una rejilla.

Mientras tanto, vamos preparando el frosting de queso mascarpone y limón.

Ingredientes:
250 g de queso mascarpone
2 cucharadas de limón en pasta
200 ml de nata para montar muy fría
100 g de icing sugar

Preparación:
1. Echamos la nata en un bol y batimos hasta que monte. Añadimos el icing sugar y seguimos batiendo a velocidad baja.

2. Agregamos el queso mascarpone y el limón en pasta y batimos un par de minutos más hasta que quede todo integrado. ¡Mmmmmm… está de muerte!

Horneamos a 180 grados durante unos 20 minutos. Pinchamos con un palillo pasado este tiempo y, si sale, limpio, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar en una rejilla.

Para decorar nuestros cupcakes, cubrimos la superficie con la ayuda de una espátula, para que quede lisita. Llenamos una manga pastelera con la crema y decoramos como más nos guste. Nosotras hemos utilizado la boquilla 2D de Wilton y hemos decorado con un par de arándanos y ralladura de limón.

Cupcakes de arándanos y limón Cupcakes de arándanos y limón

Las mini blondas que hemos usado para decorar las podéis encontrar aquí y las cucharitas de madera con las que nos hemos comido los cupcakes son estas.

Cupcakes de arándanos y limón ¡Deliciosos!

Politos de frutas tricolor

Polos de frutas tricolor

¡Ya estamos en agosto! Y aunque La guinda Florinda se ha ido unos diítas de vacaciones, seguimos haciendo recetas para refrescarnos el verano.

Polos de frutas tricolor

Hemos hecho estos ricos polos tricolor que chiflarán a los más peques, que también podrán echarnos una mano en su elaboración. Son 100% naturales, hechos a base de fruta fresca triturada y sin azúcares añadidos… 100% recomendables si aún seguimos con el propósito de la “operación bikini”.

Polos de frutas tricolor

Aunque podemos encontrar moldes especiales para hacer helados, para elaborar estos polos solo necesitaremos vasitos de plástico y palitos de madera. Os ponemos por aquí los ingredientes y los pasos que debemos seguir para hacerlos, aunque como podéis imaginar es bien sencillo.

Polos de frutas tricolor

Ingredientes:
3 Kiwis
Un par de melocotones
Un puñado de fresas o ciruelas

Preparación:
1. Lavamos, pelamos y trituramos la fruta y la separamos en boles distintos.

Polos de frutas tricolor

2. Cogemos un vasito de plástico de los que venden en el súper y ponemos un par de cucharadas de puré de melocotón. Metemos en el congelador unos 5 minutos.

Polos de frutas tricolor

3. Sacamos el vasito del congelador y añadimos otro par de cucharadas de puré de kiwi. Volvemos a introducir en la nevera unos minutillos, con el fin de que no se nos mezclen las distintas capas del polo.

Polos de frutas tricolor

4. Por último, sacamos de nuevo el vaso y rellenamos con el puré de ciruela o fresa. Ya solo sacaremos una vez más el vasito para introducir el palito en el vaso.

Polos de frutas tricolor

¡Dejaremos congelar en la nevera hasta que se conviertan en polos!

Polos de frutas tricolor

Para sacarlos del vaso, bastará con sostenerlo en la mano un minuto aproximadamente, de modo que se calentará un poquito y, al tirar del palo, saldrá sin problemas. Lo mejor de todo es que no necesitamos ni ingredientes especiales ni materiales muy difíciles de encontrar. Y por supuesto, podemos utilizar las frutas que tengamos en casa y no necesariamente estas que os proponemos.

Polos de frutas tricolor

En resumidas cuentas: receta suuuuupersencilla, ideal para hacer con los más pequeños y perfecta para las tardes de verano.

Polos de frutas tricolor

 

Tarta de queso y frutos rojos

Tarta de queso y frutas del bosque

Hoy os traemos otra receta fresca, fresca para el verano: una tarta de queso y frutas del bosque que no necesita ser horneada, solo unas cuantas horitas de frigorífico.

Tarta de queso y frutas del bosque

Es cierto que las frutas del bosque no son siempre fáciles de encontrar en todos los mercados. Hay algunas grandes superficies, como Makro o El corte inglés, donde se pueden adquirir. En algún que otro supermercado también las podéis comprar congeladas o enlatadas, aunque, por supuesto, la apariencia y el sabor que tienen no son lo mismo.

Tarta de queso y frutas del bosque

Nosotros hemos decidido hacer esta tarta de queso de tres colores, para que tenga más sabor y para que su corte sea más espectacular. Si lo preferís, podéis hacerla entera de un solo sabor. Ahorraréis tiempo y fregaréis menos.

Tarta de queso y frutas del bosque

Ingredientes:

250 g de galletas
150 g de mantequilla
3 cucharaditas de gelatina
1 y 1/2 cucharadas de agua caliente
500 g de queso crema tipo “Philadelphia”, que no sea light
80 g de icing sugar
2 cucharaditas de vainilla en pasta
300 ml de nata
5 ó 6 cucharadas de mermelada de arándanos (o arándanos triturados)
100 g de frambuesas trituradas
Frutas del bosque al gusto para decorar

Preparación:
1. Trituramos las galletas. Si no disponemos de una picadora, podemos ayudarnos de una bolsa de cierre hermético y un rodillo para triturarlas. Derretimos la mantequilla en un cazo y mezclamos con las galletas picadas.

tarta de queso y frutas del bosque

2. Forramos nuestro molde con las galletas trituradas, previamente pulverizado con espray desmoldante. Lo metemos en el frigo.

3. Disolvemos la gelatina en el agua caliente y reservamos.

4. En el bol de nuestra batidora ponemos la crema de queso, el azúcar y la vainilla en pasta. Batimos hasta que quede todo integrado. Sin dejar de batir (a velocidad baja), vamos añadiendo la gelatina poco a poco. Finalmente, añadimos la nata y batimos un poco más hasta que obtengamos una masa homogénea.

5. Dividimos la masa en tres partes iguales y la ponemos en tres boles diferentes. A uno de los recipientes le añadimos la mermelada de arándanos; a otro, las frambuesas trituradas. Removemos con una cuchara hasta que quede todo repartido y la masa cambie de color. La tercera parte de masa que nos queda la dejamos tal cual.

tarta de queso y frutas del bosque

6. Vertemos la masa de arándanos sobre nuestro molde forrado con galletas. Dejamos refrigerar unos 15 minutos y añadimos la masa de frambuesas. Refrigeramos otros 15 minutos más y, por último, añadimos la parte de masa que nos queda. De esta manera, conseguiremos que no se mezclen unas capas con otras.

tarta de queso y frutas del bosque

7. Metemos el molde en el frigorífico y dejamos enfriar toda la noche. Al día siguiente, ya podemos desmoldar nuestra tarta de queso y… ¡lista para servir!

Tarta de queso y frutas del bosque

Las cantidades de esta receta son suficientes para un molde redondo alto de 20 cm de diámetro. También es posible utilizar moldes individuales de silicona de cupcakes para hacer minitartas individuales.

Tarta de queso y frutas del bosque

Es importante usar para esta receta moldes de silicona o desmontables, ya sea por la base o por el lateral. De lo contrario nos encontraremos con la dificultad de sacar la tarta de él.

Tarta de queso y frutas del bosque Tarta de queso y frutas del bosque

Vacaciones de verano 2014

banner-vernao

Amig@s, este año mantenemos nuestro horario habitual durante el mes de julio y cerramos nuestra tienda física del 4 al 23 de agosto. Pero no creas que vamos a olvidarnos de ti, volveremos el día 25 de agosto con fuerzas renovadas, un poco más morenas (con suerte) y con ganas de publicar muchas novedades.

Nuestra tienda on-line estará activa de forma continua. Sin embargo, los pedidos realizados durante las dos primeras semanas de agosto (del 4 al 16) se enviarán a partir del lunes 18 de agosto. Por favor, ten en cuenta este retraso si haces un pedido vía web.

Esperamos que disfrutes de tu tiempo, ¡feliz verano a todos!

Flaó (o pastel de queso fresco y hierbabuena)

¡En mi casa el flaó vuela!

flaó

El flaó o flaón es un pastel típico de Ibiza, elaborado básicamente con huevos, queso, anís y hierbabuena. Su preparación es sencilla y su sabor, muy fresco.

flaó

Aunque se pueden encontrar muchas variaciones de la receta en internet, esta que os traemos es la que siempre ha hecho mi madre desde que se la dio la hermana de mi abuelo.

Estos son los ingredientes:

ingredientes flaó

Primero, hacemos la masa. Mezclamos en un bol el aceite de oliva, el anís, la manteca de cerdo y el anís en grano. Podemos usar una batidora de varillas para conseguir que la manteca quede integrada.

ingredientes flaó

Añadimos la harina y movemos con una cuchara. El resultado es una masa aceitosa, pero que no se pega.

Receta de flaó

El siguiente paso es extender la masa sobre un molde redondo bajo. Las cantidades de esta receta son suficientes para cubrir un molde grande de 26 ó 28 cm o dos pequeños de unos 18 cm. Hemos utilizado papel de horno para cubrir el molde, aunque se puede poner la masa directamente sobre él utilizando espray desmoldante.

Receta de flaó

Colocamos la masa en el centro del molde y vamos estirando con los dedos hacia los bordes. Debemos intentar que toda la superficie quede cubierta de forma homogénea, sin que se nos hagan agujeros en la masa.

¡Ya tenemos la base! Ahora preparamos el relleno. Ponemos en un bol el azúcar y la hierbabuena y picamos con la batidora. La cantidad de hierbabuena se puede variar en función del gusto de cada uno.

Receta de flaó

Añadimos los huevos y el queso fresco (de vaca o de oveja, pero que tenga bastante sabor) y batimos hasta conseguir una especie de puré de color verdoso. Lo vertemos con cuidado en el molde forrado con la masa.

Receta de flaó

Con la precaución de que no se nos derrame por el camino, ponemos el molde en el horno precalentado y horneamos a 180 grados durante unos 40 minutos.

Receta de flaó

Para saber si el pastel está listo, basta con pinchar un palillo. Si sale limpio, podemos sacarlo del horno. Una vez horneados, los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Receta de flaó

Una vez que el pastel esté completamente frío, espolvoreamos por encima un poco de icing sugar y decoramos con unas hojas de hierbabuena.

Receta de flaó

Esta receta es ideal para hacer en verano. No se tarda apenas nada en elaborar ni la masa ni el relleno y tampoco requiere demasiado tiempo de horneado.

Receta de flaó

¡No os podéis ni imaginar el olor a hierbabuena que sale de la cocina cuando se hornea! La textura y el sabor tan original que tiene este pastel son realmente espectaculares.

Receta de flaó

Avistamiento de cápsulas en La guinda Florinda

Sí, amigos, nuevas cápsulas rígidas de las que no necesitan molde han llegado recientemente a La guinda Florinda. Llegan en paquetes de 25 unidades y han invadido de colores nuevos las estanterías de nuestra tienda.

capsula-carton-estanteria

Las primeras en llegar fueron las cápsulas de cartón, que se agruparon por colores y en filas de 12, bien cerquita de la puerta para no perder detalle de todo el que entra.

capsula-carton-escaparate

Estas cápsulas tienen una base de 5 centímetros de diámetro y un poquito menos de 5 cm de altura pero, a pesar tener las mismas medidas que una cápsula estándar, son más bien pequeñitas. Para que os hagáis una idea, aquí abajo os dejo una foto de las cápsulas dentro de un molde Wilton estándar para cupcakes.

capsula-carton-molde

Pero no os dejéis engañar por la imagen, estas cápsulas se utilizan solas, no necesitan ningún molde. Solo tienes que llenar dos terceras partes de su capacidad y meterlas en el horno. Son muy útiles cuanto tienes que hacer una gran cantidad de cupcakes o muffins porque puedes colocarlas muy juntas y ganar espacio en el horno.

capsula-PET-fresitas

En una segunda oleada de novedades, también llegaron a La guinda Florinda este otro tipo de  cápsulas rígidas, también agrupadas en paquetitos de 25 unidades, y con un lazo rojo a modo de cierre.

capsula-PET-rayitas

Se encuentran en la mesa central de nuestra tienda y también en el escaparate, vigilando a todo el que pasa y siguiendo muy de cerca los movimientos de todo transeunte que quiera regalarles una mirada, aunque sea con el rabillo del ojo.

capsula-PET-mesa2

Como sus compañeras de cartón, estas también tienen una base que mide 5 cm de diámetro pero son un poco más bajitas. Tienen unos 4 cm de altura, y están fabricadas en materiales especiales para alimentación que son una mezcla de plástico y papel.

Por supuesto, también se utilizan sin molde pero incluimos una imagen de las mismas dentro de un molde estándar Wilton para que os hagáis una idea de su tamaño real.

capsula-PET-molde

¿Que dónde se encuentran todas estas cápsulas?

Pues en La guinda Florinda, y a 3´65 € el paquete de 25 unidades por ser para ti. ;-)