Fotos de los últimos talleres de La guinda Florinda

Ya están aquí, ¡más vale tarde que nunca! Teníamos pendiente compartir con vosotros algunas fotos de los últimos talleres de iniciación a la decoración con fondant y aquí están.

grupo-difuminadas Estas son las fotos que hicimos al terminar el taller del sábado,15 de marzo. Son las dos únicas en las que estamos todas y han salido un poco borrosas, aunque se agradece al fotógrafo su buena intención y el tiempo de espera que pasó en la calle mientras terminábamos.

En estas de aquí abajo sí podemos ver más claramente cómo transcurrió la tarde.

curso-15marzo Nuestro objetivo era realizar una introducción al uso y a las técnicas básicas con fondant y papel de azúcar y, para ello, nos propusimos decorar seis modelos diferentes de galletas en las que se empleaban distintas técnicas.

curso-15marzo3 Así que comenzamos preparando la masa de las galletas hasta dejarla lista para el enfriado y cortado. Llegados a este punto, Toni (la chica del jersey azul ) nos puso los dientes largos con los huevos camperos de sus gallinas y dijo que la próxima vez nos traería algunos. No creas que se nos olvida, Toni, jur-jur-jur

flor-fondant-azul

En la foto de arriba vemos a Verónica (la chica rubia) terminando su rosa de color azul. Tanto ella como Toni vinieron desde El real de la Jara a pasar la tarde con nosotras. Y también Carmen, que aparece con las gafas en el extremo más alejado de la mesa, se acercó desde su pueblo a pasar la tarde en La guinda. Muchas gracias por venir, chicas! Y también a ti, Fali (junto a María Dolores en la foto), nuestra cliente galleta-regalo!!

m-angeles Os enviamos un beso grande desde aquí a todas.

Cupcakes de navidad

Estas fotos son del curso de decoración de cupcakes que organizamos en diciembre.

cupcakes navideños

Como siempre, comenzamos elaborando el buttercream. Un proceso sencillo pero muy útil para quienes no se han iniciado aún en el mundo de los cupcakes.

Taller cupcakes de Navidad

En esta ocasión, recibimos la visita de dos madres y sus respectivas hijas, y también de una chica sonriente llamada Pili, que en la foto lleva un jersey naranja.

_MG_4394

Con ellas, elaboramos diferentes modelos de cupcakes, decorados con motivos navideños pero, como siempre, la finalidad era mostrar cómo trabajar el fondant y realizar decoraciones elementales con pasta de azúcar, así como introducir el uso de la manga pastelera para decorar con buttercream.

_MG_4366

_MG_4330

A lo largo de la tarde, todas pusieron su atención y buen hacer para conseguir resultados sobresalientes, y hasta pudimos tomarnos un cafelito, té y unos cupcakes caseros.

_MG_4348

El cupcake con la carita de muñeco de nieve era muy simpático, ¿verdad?

_MG_4368

A medida que avanzaba el taller, las cajitas se iban llenando de los cupcakes decorados.

_MG_4391

 

_MG_4378

Quedaron muy bien, ¡artistas!

_MG_4384

 

_MG_4375

Y voilà, el taller llegaba a su fin. _MG_4383 _MG_4379

Esperamos hayáis tenido muchas ocasiones para practicar y disfrutar en buena compañía de vuestras creaciones.

Gracias a todas por venir. BESOS

 

Whoopie pies de fresa y limón

Whoopie pies de fresa y limón

Los whoopie pies son unos dulcecitos de origen americano con forma de sándwich, es decir, dos mitades de bizcocho (o galleta blanda) que se rellenan con frosting o crema. Hay millones de recetas con sabores para todos los gustos.

whoopie pies de fresa y limón

Se cuenta que las mujeres Amish horneaban estos pastelitos (se piensa que con restos de otro pastel) y los ponían en las fiambreras de los agricultores. Su nombre procede de la alegría que les daba al ver que ese día merendaban “Whoopie!”.

Whoopie pies de fresa y limón

Aunque, (al igual que ocurre con los macarons) hay infinitas combinaciones de sabores posibles, hemos elegido la fresa y el limón como pareja perfecta para estos whoopie pies.

Whoopie pies de fresa y limón

Su elaboración es muy sencilla y seguro que casi la mitad de los ingredientes los tenemos en casa. Tampoco necesitamos ningún utensilio especial, aunque para conseguir que todas las mitades salgan iguales puede ayudarnos bastante un tapete para macarons. Los podemos encontrar incluso con forma de corazón o de osito. Lo podéis ver aquí. Si no disponéis de él, podemos dibujar círculos con un rotulador de tinta comestible sobre papel de horno. Nos servirá de guía para que todos tengan la misma medida. Al tratarse de una masa espesa, no se nos expandirá demasiado, por lo que tampoco es imprescindible usar el tapete para macarons (que tiene un bordecito para evitar que la masa se salga).

Whoopie pies de fresa y limón

Ingredientes:
225 g de azúcar
150 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
2 huevos L
1 cucharadita de vainilla en pasta
2 cucharadas de fresa en pasta
285 g de harina
125 ml de leche
2 cucharaditas de levadura
una pizca de sal
colorante en gel rosa fucsia

Preparación:
1. Precalentamos el horno a 180º. Preparamos un tapete para hornear macarons o, en su defecto, un papel de horno con círculos dibujados con rotulador comestible, para que nos sirva de guía a la hora de echar la masa.

2. Batimos a velocidad baja el azúcar y la mantequilla hasta que quede una masa cremosa. Añadimos los huevos uno a uno y seguimos batiendo. Agregamos la vainilla en pasta y la fresa en pasta y movemos hasta que quede repartido de manera homogénea.

3. Tamizamos la harina, la sal y la levadura y añadimos la mitad a la mezcla anterior. Batimos un poco en incorporamos la leche. Terminamos de echar el resto de la harina y batimos un minuto más aproximadamente hasta que quede todo integrado.

4. La fresa en pasta le aporta un color natural a la masa. Si queremos que el color sea aún más intenso, podemos añadir un poquito de colorante en gel rosa fucsia con la ayuda de un palillo de dientes.

5. Preparamos una manga pastelera con una boquilla redonda abierta. En este caso hemos usado la nº12 de wilton. Llenamos la manga con la masa y vamos haciendo pequeños círculos de aproximadamente 5 cm sobre el tapete para hornear macarons, sobre un silpat o sobre papel de horno. Lo haremos con la bandeja del horno debajo.

Whoopie pies de fresa

6. Horneamos a 180º durante 8-9 minutos, o hasta que al pinchar un poco con un palillo salga limpio. Los sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Para el relleno necesitamos:
250 g de queso mascarpone
200 ml de nata para montar
175 g de icing sugar
1 cucharadita de limón en pasta

Montamos la nata con un batidor de varillas o con nuestro robot de cocina. Debe estar muy fría para que monte bien. Debemos parar de batir en cuanto veamos que empieza a formar picos. Añadimos el queso mascarpone, el icing sugar y el limón en pasta y batimos hasta que quede una crema compacta. Ponemos el frosting en una manga pastelera (podemos ponerle una boquilla de estrella pequeña como esta) y vamos poniendo un poco de crema sobre una de las mitades que ya tenemos horneadas y enfriadas. La tapamos con la otra mitad. Vamos haciendo lo mismo con todos.

Whoopie pies de fresa y limón

Partiendo de esta receta base es posible cambiar la fresa en pasta por cualquier otro sabor que nos guste. Incluso podemos sustituir unos 50 gramos de harina por la misma cantidad de cacao en polvo puro sin azúcar para conseguir Whoopie pies de chocolate.

Cuidado… ¡que enganchan!

Whoopie pies de fresa y limón

Cupcakes para San Valetín (con cupidos voladores)

Love is in the airrrrr…!!! Síiiiii, se acerca San Valentín y aprovechando que todo empieza a teñirse de rosa, hemos decidido preparar unos cupcakes con fresas decorados con pequeños cupidos de azúcar.

3cupcakes

Los cupcakes llevan trocitos de fresa por dentro, y un almíbar que hidrata la parte superior del bizcocho. Para terminar, hemos montado un ganache de chocolate blanco sobre el que vuelan nuestros pequeños cupidos de fondant.

cupcake-primerplano

Para elaborar los cupidos, hemos utilizado una troqueladora que compramos hace tiempo en LIDL y que nos encanta. No se trata de una troqueladora especial para fondant sino de una troqueladora normal para papel que, en esta ocasión, hemos usado para cortar la pasta de azúcar.

troqueladora-cupido

 Por eso, lo único que tenemos que hacer es utilizar el fondant como si de un papel de azúcar se tratarse, es decir, estirándolo finito, hasta conseguir un grosor de unos 0.5 mm (lo suficiente para que podamos introducirlo en la abertura de nuestra troqueladora). Una vez estirado, lo dejamos secar durante 5 ó 10 minutos para que se endurezca un poco y podamos cortarlo con más facilidad.

estirarycortar-fondant

Pasado este tiempo, simplemente, cortamos la pasta de azúcar con ayuda de nuestra troqueladora y extrayendo las pequeñas figuras que se van recortando.

troquelarysacar

¡Y voilà, ya tenemos nuestros cupidos de pasta de azúcar! Qué sencillo, ¿verdad? Ahora, los dejaremos secar tranquilamente mientras preparamos el frosting y horneamos los cupcakes.

Ganache de chocolate blanco para el frosting

Si os parece bien, podemos comenzar elaborando el ganache, que  se hace en un periquete pero que debe reposar en la nevera un par de horas. Así, mientras se enfría, podemos hornear nuestros cupcakes. Para ello, necesitaremos:

  • 300 gramos de chocolate blanco
  • 400 ml de nata para montar

Simplemente, tenemos que calentar la nata, y cuando comiencen a salir burbujitas, la retiramos del fuego y la vertimos con cuidado en un cuenco  en el que habremos troceado el chocolate blanco. El calor de la nata hará que se derrita el chocolate, así que solo tendremos que remover bien hasta conseguir una mezcla homogénea, que dejaremos enfriar completamente y después meteremos en la nevera durante al menos una hora (mejor dos). Trascurrido ese tiempo, montaremos el compuesto con ayuda de nuestro batidor de varillas.

Cupcakes con trocitos de fresa

Ingredientes para 12 cupcakes:

  • 200 gr de mantequilla sin sal cupcake-cenital
  • 200 gr de azúcar blanquilla
  • 250 gr. de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 2 cucharaditas de extracto puro de vainilla
  • 4 huevos
  • 10 fresas (troceadas en forma de cubitos)

Primero, batimos la mantequilla y el azúcar hasta conseguir una mezcla pálida (si tienes amasadora, puedes utilizar la pala para realizar este paso, y si tu batidora es de mano, puedes usar las varillas :-) .  A continuación, añadimos los huevos, incorporándolos uno a uno. Cuando se hayan integrado completamente, añadimos la vainilla y volvemos a batir para integrarla en la mezcla.

Ahora, tamizamos la harina y la levadura sobre el compuesto anterior y mezclamos bien. Obtendremos una masa densa, que iremos repartiendo en nuestras cápsulas de la siguiente forma: primero, vertimos un poco de masa,  sobre ella, una cucharada de fresas troceadas y, finalmente, terminamos de rellenar nuestras cápsulas hasta un tercio de su capacidad con el resto de la mezcla que hemos preparado.

Finalmente, horneamos durante 20 minutos a 170ºC (habremos precalentado el horno previamente).

almibar-de-fresa

Cuando saquemos nuestros cupcakes del horno y los dejemos reposar sobre la rejilla enfriadora, untaremos sobre ellos un almíbar de fresa que nos permitirá eliminar esa capa durita que se suele formar sobre el bizcocho, y hará que resulten más agradables de comer.

Para hacer el almíbar de fresa, hemos utilizado:

  • 60 gr de azúcar
  • 60 gr de agua
  • 4 fresas troceadas

Basta con agregar todos los ingredientes en un cazo y llevarlo a ebullición. Removemos bien con la cuchara para asegurarnos de que el azúcar se ha disuelto completamente y las fresas han desprendido todo su sabor.

Dejamos atemperar el almíbar y lo pincelamos sobre nuestros cupcakes cuando aún están calientes.

Para terminar…

…solo queda decorar y darle un buen bocado. Así que nada, manos a la obra! Es el momento de colocar el frosting (en esta ocasión hemos utilizado la boquilla 1M) y esparcir nuestros cupidos sobre cada cupcake.

cupcake-cuchara

Ya veréis lo sabrosas y esponjosas que quedan. Las fresas le dan un sabor ácido y fresco al cupcake, y combinan perfectamente con el chocolate blanco. Además, la crema de chocolate está cargada de sabor pero es ligera y suave a la vez.

cupcake-mitad

Espero que os animéis a probarlos y, sobre todo, que los difrutéis en buena compañía (que es lo más importante). Besos para todos.

4cupcakes

 

Cupcakes de turrón con buttercream de turrón

cupcakes de turrón La Navidad se nos ha pasado en un plis plas. Apenas nos ha dado tiempo de hacer todo lo que queríamos, aunque cierto es que nuestra “lista de cosas que quiero hacer en Navidad” era bastante ambiciosa.

cupcakes de turrón

Como teníamos ganas de probar el turrón en pasta de Home Chef, decidimos utilizar estas bonitas cápsulas de HoM con el muñequito de nieve para hacer unos cupcakes de turrón. ¡Ideales para acabar con las sobras de Navidad o para hacer en cualquier otra época del año!

cupcakes de turrón Ingredientes para unos 10-12 cupcakes:
100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
100 g de icing sugar
2 huevos
2 buenas cucharadas de turrón en pasta
100 g de harina con levadura
Un puñado de almendras troceadas

Preparación:
1. Precalentamos el horno a 180º y disponemos las cápsulas de papel en la bandeja para hornear cupcakes.
2. Batimos a velocidad baja la mantequilla con un batidor eléctrico de varillas hasta que blanquee un poco un tenga una consistencia cremosa. Tamizamos el icing sugar y lo vamos añadiendo a cucharadas. Seguimos batiendo a velocidad baja hasta que quede todo bien integrado.
3. Añadimos los huevos uno a uno. Lo ideal es abrirlos primero en un cuenco y luego echarlos a la mezcla. No añadiremos el segundo hasta que no se haya incorporado bien el primero. Agregamos el turrón en pasta y batimos un poco más.
4. Tamizamos la harina y la vamos añadiendo a medida que seguimos batiendo a una velocidad baja. Añadimos las almendras troceadas y movemos la masa con la ayuda de una espátula.
5. ¡Ya tenemos la masa lista! La repartimos en las cápsulas con ayuda de una cuchara de helado, para que todas tengan la misma cantidad. Ya sabemos que no debemos llenarlas más de 2/3 de su capacidad.
6. Horneamos a unos 170º durante 18 minutos. Si queremos que nos salga la superficie plana, podemos bajar un poco la temperatura, a unos 160º, y hornear durante algunos minutos más. Cuando pinchemos con un palito y salga limpio, es el momento de sacarlos del horno y dejarlos enfriar sobre una rejilla. A los 5 minutos, sacamos los cupcakes de la bandeja y los ponemos directamente sobre la rejilla hasta que se hayan enfriado por completo.

Cupcakes de turrón

Ingredientes para el Buttercream de turrón:
250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
325 g de icing sugar
3 cucharaditas de leche
2 cucharaditas de turrón en pasta
Turrón de Jijona para decorar

Preparación:
1. En un bol, batimos la mantequilla con el batidor de varillas hasta que quede cremosa.
2. Tamizamos el icing sugar y lo añadimos. Batimos a velocidad baja durante un par de minutos hasta que se haya integrado. Si estamos utilizando un robot y tiene tapadera.. ¡es el momento de utilizarlo! Si no, podemos usar un paño de cocina que colocaremos sobre bol, para no llenar toda la cocina de icing sugar.
3.  Añadimos la leche y el turrón en pasta. Aumentamos de velocidad y batimos durante unos 8 minutos, hasta que consigamos una crema consistente.
4. Para decorar, cubrimos la superficie del cupcake con un poco de buttercream. Llenamos nuestra manga pastelera. En este caso, hemos utilizado la boquilla 1M de Wilton. Vamos soltando crema desde fuera hacia dentro, en el sentido de las agujas del reloj. Terminamos desmenuzando un poco de turrón y espolvoreándolo por encima.

cupcakes de turrón

¡El resultado es espectacular! Quedan unos cupcakes superesponjosos y con un sabor increíble a turrón. ¡Somos fans de las pastas Home Chef! ¡Y del turrón!

cupcakes de turrón

La receta la hemos adaptado del libro de Peggy Porschen Boutique de pastelería: pasteles, cupcakes y otras delicias. La que ella ofrece en su libro, tiene el doble de cantidad en todo. Además del sabor y la textura, una de las cosas que me gusta de esta receta es que es supersencilla de memorizar: 200 de mantequilla, 200 de azúcar, 200 de harina, 4 huevos y el saborizante que elijamos. La podemos usar tanto para hacer cupcakes como para hacer un bizcocho.

cupcakes de turrón

Roscón de Reyes

Roscón de Reyes

Me encanta el Roscón de Reyes. Incluso me acuerdo de él y de lo rico que está en otras épocas del año y me fastidia que solo se pueda comprar y que solo se coma en Reyes.

Roscón de Reyes

Ahora que le hemos cogido el truco a la receta pienso repetirla hasta en agosto o hasta que mis amigos y familiares me prohíban volver a hacerla.

Roscón de Reyes

La receta es muy fácil de hacer, lo único con lo que debemos tener precaución es con los tiempos de levado. Debemos tener paciencia y dejar que la masa crezca a su ritmo, en un lugar cálido y sin prisas. Hay quien utiliza algunos “trucos”, como precalentar el horno a 50º y meter la masa dentro con un vaso de agua. Nosotros hemos probado esta opción y la verdad es que hemos obtenido mejores resultados dejando que la masa crezca a temperatura ambiente. Ha tardado más, pero la masa nos ha quedado más esponjosa. Podemos hacer la receta en Thermomix, en Kitchen Aid, con un batidor eléctrico de varillas o a mano.

Roscón de Reyes

Ingredientes:
140 g de icing sugar
Ralladura de la piel de un limón
Ralladura de la piel de una naranja
70 g de mantequilla
130 g de leche
50 g de levadura fresca
2 huevos
30 g de agua de azahar
550 g de harina de fuerza
Una pizca de sal
Para decorar:
Huevo batido
Azúcar perlado
Almendra laminada
Fruta confitada
Para el relleno:
Mix vegetal ambiante

Preparación:
1. Mezclamos el icing sugar tamizado con la ralladura del limón y de la naranja. Si tenemos la Thermomix, podemos usar azúcar blanquilla normal y pulverizarlo a velocidad progresiva 5-7-9.
2. En un bol, batimos la mantequilla hasta que esté cremosa. Añadimos la mezcla anterior y batimos a velocidad baja hasta que quede todo integrado. En el caso de que estemos usando la Thermomix, echaríamos también la leche y programaríamos 1 minuto a velocidad 4 y a 38º.
3. En un vaso, calentamos la leche en el microondas (sin que llegue a hervir) y disolvemos la levadura en el vaso. En la Thermomix nos saltaríamos este paso. La levadura la podemos encontrar en algunos supermercados como Mercadona o Carrefour.
4. A la mezcla del bol añadimos los huevos, la levadura y la leche y el agua de azahar y mezclamos durante unos tres minutos a velocidad baja.
5. Incorporamos la pizca de sal y la harina y mezclamos. En Thermomix serían 30 segundos a velocidad 6 y después 3 minutos a velocidad espiga. Si usamos la Kitchen Aid mezclaríamos un minuto con la pala y después amasaríamos con el gancho durante unos 4-5 minutos aproximadamente. El resultado debería ser una masa pegajosa con un aspecto similar al de la foto:

Masa del Roscón de Reyes

6. Dejamos reposar la masa en el bol, cubierto con un paño húmedo, durante unas 5 horas o hasta que duplique su volumen.

Dejamos que la masa del Roscón de Reyes crezca

Con estas cantidades de masa tenemos para hacer o bien dos roscones medianitos, o bien uno monstruosamente grande, o bien uno mediano y dos pequeñitos. Según la elección que hagamos, dividimos la masa en bolitas.

Formamos bolas con la masa

Ahora nos toca darle la forma de rosco. Lo primero, nos engrasamos bien las manos con aceite de girasol. Colocamos un papel vegetal encima de la bandeja del horno, ponemos nuestra bola de masa encima y, con el dedo, hacemos un agujero en el centro. Con nuestras manos, vamos aumentando el tamaño del agujero. Si queremos evitar que el agujero del centro se nos deforme mientras sube la masa, podemos colocar un aro de emplatar en el centro untado con aceite de girasol o spray desmoldante.

Damos forma de rosco a la masa

En un bol batimos un huevo y pintamos con él nuestro Roscón de Reyes. Colocamos encima la fruta escarchada, las almendras laminadas y el azúcar perlado. Si no tenemos azúcar perlado, podemos poner en un recipiente pequeñito azúcar blanquilla normal y “salpicar” con agua. De este modo, nos quedarán unos pequeños “terroncitos” de azúcar con los que podemos decorar nuestro Roscón. Lo dejamos reposar en un sitio cálido hasta que doble su volumen.

Para el horneado, precalentamos el horno a 200º. Introducimos nuestro Roscón en él durante unos 20 minutos. Cuando comience a dorarse, bajamos la temperatura a 180º y, si fuera necesario, cubrimos con papel de aluminio para que no se nos queme. Sacamos del horno y dejamos reposar encima de una rejilla.

Roscón de Reyes recién horneado

¡Ahora vamos con el relleno! Hemos utilizado nata vegetal de la marca Ambiante porque nos encanta su sabor, su textura y porque se mantiene firm, no se baja nada de nada. Para montarla, basta con utilizar una batidora de varillas e ir batiendo a medida que vamos aumentando de velocidad. La nata debe estar en el frigo hasta que la vayamos a usar y lo mejor de todo es que una vez montada, si nos sobra, la podemos congelar. Cuando la queramos volver a usar, la descongelamos en el frigorífico y batimos un par de minutos para que tenga más consistencia.

Rellenamos el roscón

Cortamos el Roscón de Reyes por la mitad (podemos usar una lira o un buen cuchillo) y rellenamos con la nata vegetal. Si preferís otro tipo de relleno, las opciones son archiconocidas: trufa, crema, cabello de ángel…

Roscón de Reyes

Si queremos que nuestro Roscón de Reyes salga ya redondo del todo, podemos esconder en el relleno alguna sorpresilla o una monedita envuelta en film. :D

Roscón de Reyes

Cupcakes de chocolate y mascarpone con hombrecillos de jengibre

Los hombrecillos de jengibre que hicimos con el preparado de Funcakes para gingerbread cookies, pedían a gritos ser decorados.

inicio-decor

No podíamos dejarlos así, sin expresión, sin vida propia, así que decidimos pintarles una carita sonriente con un poco de glasa, que preparamos con nuestro preparado para Royal Icing (es muy fácil de usar porque solo tenemos que mezclarlo con agua y da muy buen resultado!) y los colocamos sobre una de nuestras recetas preferidas de cupcakes de chocolate.

unhombrecillo

Se trata de una receta muy sencillita, con la que se consiguen unos cupcakes súuuper esponsojos, coronados con un frosting de queso mascarpone que, a mi modo de ver, le viene como anillo al dedo al chocolate.

hombrecillo-urna

Para los cupcakes necesitarás los siguientes ingredientes (salen unos 10 – 12 cupcakes):

enfila

  • 50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 25 gramos de chocolate en polvo
  • 1 cucharadita y media de levadura
  • 120 gramos de azúcar moreno
  • 100 gramos de harina
  • 1 huevo
  • 120 ml de leche
  • Una pizca de sal

Para el frosting de mascarpone:

  • Una tarrina de 250 gramos de queso mascarpone
  • 50 ml de nata
  • 2 cucharadas soperas de azúcar blanquilla normal
  • Un poco de cacao en polvo y canela para decorar

En primer lugar, mezclamos la harina, el cacao, la sal y la levadura; y tamizamos bien. Añadimos la mantequilla y el azúcar moreno, y mezclamos.

Ahora, incorporamos el huevo y batimos hasta que se haya integrado completamente. Y, finalmente, añadimos la leche hasta obtener masa homogénea.

Repartimos la mezcla en nuestras cápsulas. En esta ocasión, nosotras hemos utilizado cápsulas fucsia con volantes que ya son rígidas de por sí y no necesitarían ser utilizadas dentro de una bandeja para cupcakes, pero que hemos colocado de todas formas por si acaso…

cupcakes-alhorno2

Horneamos nuestros cupcakes durante 20 minutos a 170 ºC (habremos encendido el horno 10 minutos antes de introducir la bandeja para asegurarnos de que ha alcanzado la temperatura correcta).

Finalmente, desmoldamos  y dejamos enfriar sobre una rejilla. Como veis, nuestros cupcakes presentan un aspecto rugoso, un poco granulado, pero al darles un mordisco, son todo suavidad.

cupcakes-horneadas

Para hacer el frosting, solo tenemos que unir todos los ingredientes y batir a velocidad media durante 3 ó 4 minutos con ayuda de nuestra batidora de varillas. Introducimos, a continuación, nuestra crema en una manga pastelera en la que habremos acoplado una boquilla 1M y decoramos realizando movimientos circulares, comenzando por los bordes y terminando en el centro (puedes ver cómo se hace en este breve vídeo que publicábamos en una entrada anterior: http://www.youtube.com/watch?v=kcBcSxeCCFM). Para terminar, espolvoreamos un poco de cacao en polvo y canela sobre nuestros cupcakes…

decoracion-cupcakes …y colocamos nuestro hombrecillo de jengibre sonriente sobre el frosting.

colocando-hombrecillo

Ya están aquí nuestros cupcakes de chocolate y mascarpone decorados con hombrecillos de jengibre para disfrutar estos últimos días de Navidad.

hombrecillo-stand

Se trata de una receta muy suave, no demasiado dulce, que resulta ligera y agradable.

cupcakes-dentro

Además, los hombrecillos de jengibre, le dan un toque divertido y navideño a nuestros cupcakes. Y la canela y el cacao del frosting, un punto especiado a la suavidad del mascarpone.

cuatrohombrecillos

Galletas navideñas versión dos o cómo teñir azúcar de colores

Galletas navideñas

Estas son la otra versión de galletas con papel de azúcar que están decorando nuestro árbol de Navidad.

Galletas navideñas

Lo primero que hicimos fue imprimir en papel de azúcar comestible estos bonitos círculos con ilustraciones navideñas. Los cortamos con unas tijeras y quitamos el plástico de atrás.

Galletas navideñas

Pusimos sobre nuestras galletas una capita fina de fondant blanco y lo pegamos a la galleta con un poco de mermelada. Pincelamos la parte de atrás del papel con pegamento comestible o glasa real y lo ponemos sobre el fondant. ¡Es hipersencillo y quedan superbien!

Galletas navideñas

La técnica que hemos utilizado para terminar de decorarlas es la misma que ya os contamos en esta otra entrada del blog: delineamos el contorno de la galleta con glasa real y espolvoreamos encima azúcar. Dejamos que se seque la glasa durante unas horas.

Delineamos y cubrimos con azúcar

La única diferencia es que esta vez hemos teñido el azúcar de color rojo de forma casera. Os explicamos cómo hacerlo: necesitaremos una bolsa de plástico, colorante en polvo del color que queramos teñir y azúcar blanquilla normal.

Colorear azúcar

Ponemos el azúcar en la bolsa y añadimos un poco de colorante en polvo. Cerramos la bolsa, agitamos y…. ¡tachán! Ya tenemos el azúcar coloreado. Más fácil imposible. El azúcar que nos sobre podemos guardarlo en un botecito en nuestra despensa para la próxima vez que lo necesitemos.

galletas navideñas

Una vez que se haya secado la glasa, pasamos un pincel por el contorno de la galleta para limpiar el excedente de azúcar. ¡Ya tenemos nuestras galletas listas!

galletas navidad

♥ ¡¡Feliz año nuevo!! ♥

Galletas navideñas decoradas con papel de azúcar

galletas de navidad ♥ ¡¡Felices fiestas a todos!! ♥

galletas de navidad

En estas fechas de tanto ajetreo, no hay nada como darle un momento al “stop” y ponernos a decorar galletas bien para el árbol, bien para comérnoslas.

galletas de navidad

Como andamos siempre escasas de tiempo, hemos hecho estas bonitas y rápidas galletas decoradas con papel de azúcar. Hemos utilizado este diseño navideño de papel de azúcar con forma rectangular.

galletas de navidad

Para hacer la masa, podéis utilizar la receta de galletas de mantequilla de elaboración casera o la receta de galletas de chocolate que ya publicamos en el blog. Para cortar la masa, hemos utilizado este cortador rectangular, que viene que ni pintado para el tamaño del papel. Una vez enfriadas las galletas, ¡nos podemos poner a decorar!

galletas de navidad

Lo primero que debemos hacer es recortar nuestro papel de azúcar impreso con unas tijeras. Nosotras lo hacemos sin despegarlo del plástico que tiene detrás. Una vez recortado, retiramos el plastiquito de atrás. Debemos conservar el papel en una bolsa cerrada, para protegerlo de la humedad.

galletas de navidad

Esta vez hemos cubierto la galleta con una capita finita de fondant blanco, para que la superficie sea completamente lisa y para que quede el papel un poco más elevado. Pincelamos la parte de atrás del papel de azúcar con un poco de pegamento comestible o glasa real y lo ponemos sobre el fondant en la galleta. Vamos haciendo lo mismo con todas las demás.

galletas de navidad

Con un poco de glasa real, hemos delineado el contorno del papel sobre la galleta. Hemos utilizado una boquilla del número 3.

delineamos con glasa

Si la línea no nos sale perfecta (como nos ha pasado a nosotras), la arreglamos con la ayuda de un palillo de dientes cuando la glasa esté aún húmeda.

delineado

Para darle un aspecto más navideño, hemos espolvoreado un poco de azúcar normal sobre el delineado con glasa real. Basta con cubrir bien la línea de glasa de azúcar con la ayuda de una cucharita. Es importante que pongamos una servilleta o una bandejita debajo para no llenarlo todo de espíritu navideño.

espolvoreamos azúcar sobre la glasa

Vamos haciendo lo mismo con cada una de nuestras galletas y las dejamos secar en una bandeja hasta que la glasa se haya endurecido.

dejamos secar las galletas

Una vez que se haya secado la glasa, limpiamos el azúcar de la superficie de la galleta con la ayuda de un pincel.

limpiamos la superficie de azúcar

¡Ya tenemos nuestras galletas listas para decorar el árbol o para empaquetar individualmente en una bolsita de celofán!

galletas navidad

Una cajita repleta de galletas hechas en casa y decoradas a mano puede ser un detalle estupendo para regalar en estas fechas.

galletas de navidad

Hemos hecho muuuuchas galletas, así que amenazamos con llenar en breve el blog de fotos de ellas.

galletas de navidad

Galletas de jengibre exprés

No hay nada mejor que pasar tiempo en casa. Y lo digo con ojeras, dolor de espalda, un jersey lleno de pelotillas y el rímel por los tobillos…

munecos-jengibre-plato

Y es que ahora que veo las fotos de estas galletas de jengibre, no hay nada que me apetezca más que volver a pasar una tarde preparando una receta con mi madre, y sentarme después con mi hermana y mi sobrino a tomar café y dulces, y pasar el rato charlando.

hombrecito

Comparto con vosotros las fotos que hicimos mientras preparábamos estos muñequitos de jengibre, que quedaron la mar de simpáticos, ¿verdad? y que elaboramos con el preparado de Funcakes para gingerbread cookies, con la intención de pintarles después una carita sonriente.

muneco-jengibre Si os gustan los sabores especiados, un poquitín picantes, estas galletas os van encantar. Nada más abrir el paquete del preparado, un olor intenso a pimienta, jengibre y especias inunda la cocina, y después del horneado resultan muy agradables al paladar.

muneco-mano

El preparado de Funcakes para hacer galletas de jengibre es muy sencillo y rápido de utilizar, ya verás…

01.Ingredientes

Tan solo necesitarás:

  • Preparado Funcakes de 500 gr. para gingerbread
  • 60 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 60 ml de agua (que equivalen a 60 gramos de agua, si lo quieres medir con una balanza)

 

En primer lugar, vertimos todos los ingredientes en un bol y mezclamos.  Yo he utilizado una batidora de mano con las varillas de amasado, pero también podrías hacerlo a mano si quieres.

02.Batir-ingredientes El resultado será una mezcla terrosa y de aspecto granulado como esta:

03.Masa-terrosa

Por ello, podemos terminar amasando bien con las manos hasta conseguir una mezcla homogénea.

amasar-bola

Después, envolvemos bien la masa en plástico de cocina y la dejamos reposar en el frigorífico durante, al menos, una hora.

06.Refrigerar Pasado este tiempo, estiramos la masa y comenzamos a cortarla. En esta ocasión, nosotras hemos utilizado un cortador pequeño con forma de hombrecillo.

estirar-cortar

Ahora, ya solo nos queda hornear. Para ello, colocamos las galletas en una bandeja de horno, que habremos cubierto con papel vegetal o un tapete para hornear, dejando una separación de varios centímetros entre cada una de ellas.

Un consejillo: Intenta que la masa quede más bien fina, de unos 3 ó 5 mm, ya que al hornear, las galletas incrementan su volumen y si son gruesas, quedarán demasiado pesadas a la hora de comer y demasiado altas para decorar. 

09.hornear Introducimos la bandeja en el centro del horno, previamente calentado a 170 ºC, y horneamos durante 7 – 10 minutos, dependiendo del tamaño de nuestras galletas. En el caso de estos pequeños muñecos de jengibre, que miden 6 centímetros, solo será necesario hornear durante 7 minutos, pero galletas de unos 8 centímetros necesitan 10 minutos, aproximadamente.

12.Horno

Sacamos las galletas del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

galletas-rejilla

Y así conseguimos unas galletas de jengibre llenas de aroma y un bonito color oscuro.

munecos-plato

Utilizando este preparado de 500 gramos para gingerbread cookies, hemos podido hornear 20 hombrecillos de jengibre (que miden unos 6 centímetros) y 12 galletas de  8.5 x 6 cm.

hombrecillos

Aquí los tenemos. Pequeños hombrecillos de jengibre que esperan que les dibujemos unos ojos, una sonrisa y quizá una pajarita.

¡Al rico macaron!

macarons

Al fin nos hemos aventurado a subir al blog una receta de macarons. A pesar de ser una receta sencilla, no sería la primera vez que hacemos macarons y el resultado no es el esperado.

macarons

Lo importante es no desanimarse y volver a intentarlo. Es fundamental que sigamos la receta al pie de la letra y que tengamos en cuenta una serie de recomendaciones y consejos para conseguir unos macarons perfectos.

macarons

Empezamos con la receta. Hemos elegido la receta básica de Annie Rigg, de su libro Macarons, un postre delicioso y chic, ya que, de momento, es la que nos ha ofrecido mejores resultados:

Ingredientes:
100 g de almendra molida
200 g de icing sugar
120-125 g de clara de huevo (unos 3 huevos)
Una pizca de sal
40 g de azúcar extrafino

Ingredientes para elaborar macarons Preparación:

1. Trituramos las almendras y las tamizamos. Podemos comprar la harina de almendras directamente hecha y triturada, de la marca Funcakes. Tamizamos el icing sugar. Ponemos las dos preparaciones en un bol y mezclamos unos 30 segundos hasta que quede todo bien repartido.

2. Ponemos las claras de huevo en una fuente limpia y completamente seca. Añadimos la pizca de sal y batimos a punto de nieve con una batidora eléctrica de varillas. Es muy importante que las claras estén a temperatura ambiente. Una vez montadas, al darle la vuelta al bol, no deberían caer.

Macarons

3. Seguimos batiendo a velocidad media mientras vamos añadiendo a cucharadas el azúcar. Debemos asegurarnos de que se incorpora todo antes de añadir la siguiente cucharada. El resultado de be ser una mezcla compacta, blanca y brillante. Si queremos colorear la masa, este es el momento de añadir el colorante alimentario en gel.

4. Con una cuchara grande incorporamos la mezcla de azúcar y almendras a la de las claras de huevo. Mezclamos haciendo movimientos envolventes, hasta que la masa quede completamente homogénea y sin grumos.

5. Llenamos la manga pastelera (con una boquilla del número 12 de Wilton o una boquilla redonda abierta de un cm.) y vamos formando círculos de unos 3.5 cm de diámetro. Nosotros hemos utilizado un tapete para hacer macarons como este y nos ha ido de maravilla. ¡La masa no se expande y salen unos círculos perfectos! Si no tenemos tapete podemos usar un papel vegetal de horno, que podemos poner sobre una plantilla de círculos que hagamos en el ordenador y que imprimamos en un folio.

Macarons

6. Dejamos reposar de 30 minutos a una hora, hasta que los macarons se asienten y formen una especie de “costra” seca en la superficie. No deben resultar pegajosos al apoyar nuestro dedo sobre ellos.

7. Precalentamos el horno a 170º. Ponemos los macarons en la parte media del horno con calor arriba y abajo sin ventilación y horneamos durante 10 minutos. Pasado este tiempo, sacamos y dejamos enfriar en la bandeja del horno. La parte de arriba del macaron debería quedar crujiente y la de abajo algo seca.

macarons

Algunos consejillos:
 Debemos pesar cuidadosamente los ingredientes y todos deben estar a temperatura ambiente.

 Debemos dejar envejecer las claras para que pierdan humedad, separando uno o dos días antes las claras de las yemas. Las ponemos en un bol, las cubrimos con film (le haremos unos agujeritos con un tenedor) y las dejamos en la nevera. Preferimos utilizar las claras de huevo naturales.

 La harina de almendras debe ser muy fina. Debemos incluso tamizarla dos veces para que la textura sea lo más fina posible.

 Es fundamental que dejemos reposar los macarons, con el fin de que adquieran su textura característica.

macaron

Para rellenar nuestros macarons, las posibilidades son interminables. Podéis hacer una buttercream de merengue suizo como el que hicimos para estos cupcakes de Halloween, ganache de chocolate o cualquier receta de buttercream. En este caso, hemos hecho un buttercream de limón:

Ingredientes:
125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
175 g de icing sugar tamizado
1 cucharada de leche
1 cucharadita de limón en pasta.

Preparación:
Batimos con un batidor varillas la mantequilla a velocidad baja durante un par de minutos hasta obtener una crema. Añadimos el icing sugar tamizado y batimos a velocidad media durante unos 5 minutos. Incorporamos la leche y el limón en pasta. Batimos un poco más hasta que quede todo repartido de manera homogénea.

Llenamos una manga pastelera con una boquilla pequeña de estrella o redonda. Vamos soltando la crema desde el centro de la concha, en el sentido de las agujas del reloj, hasta cerrar el círculo.

rellenar los macarons

Cerramos el macaron con la otra mitad y apretamos un poco.

macarons

Como se puede comprobar en la foto, nos hemos pasado un poco con la crema :D .

macarons