Recetas

Cupcakes de aguacate con crema de merengue suizo

Hace ya tiempo, vimos por Internet una receta de cupcakes con un ingrediente un tanto peculiar: el aguacate. Desde entonces, hemos estado buscando un momento para probarla y compartirla con vosotr@s. No os vamos a negar que, en un principio, eramos un poco reacias a prepararlos porque estábamos seguras de que no quedarían bien. Sin embargo, si el pastel de zanahoria es considerado una exquisitez por qué no iba a suceder lo mismo con los cupcakes de aguacate.  Así que, nos pusimos manos a la obra y aquí os presentamos estos cupcakes de aguacate con buttercream de merengue suizo.

Estos cupcakes tienen dos puntos fuertes: un sabor suave y una textura esponjosa. Nosotras, en esta ocasión, los hemos combinado con crema de merengue, pero aceptan casi cualquier combinación (crema de mantequilla de limón, crema de queso, nata, crema de chocolate,…).

Ingredientes bizcocho:

  • 150 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 135 ml de aceite de oliva suave
  • 1 aguacate maduro pequeño
  • 180 gr de harina
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • Una pizca de sal
  • 165 gr de leche

Paso a paso bizcocho:

1. Colocamos las cápsulas de papel en un molde para cupcakes y reservamos.

2. Tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

2. Pelamos el aguacate, le quitamos el hueso y lo trituramos lo más fino posible (con ayuda de un tenedor o trituradora). Lo reservamos aislándolo del aire para que no se oxide y se ponga negro.

3. En un bol, batimos el azúcar y los huevos con energía, durante al menos cinco minutos. Si utilizáis un robot de cocina, batid a velocidad alta.

4. Incorporamos el aceite y seguimos batiendo a velocidad media.

5. Añadimos el aguacate y batimos hasta que esté bien integrado.

6. Agregamos la mitad de la harina tamizada y batimos con suavidad.

7. Vertemos la leche y volvemos a batir despacio.

8. Incorporamos la otra mitad de la harina y batimos lentamente hasta que todo esté bien integrado.

9. Llenamos, con la masa, 2/3 las cápsulas que teníamos en el molde para cupcakes.

10. Horneamos a 180ºC durante 20 minutos.

11. Cuando los pastelitos superen la prueba del palillo, sacamos la bandeja del horno y dejamos templar los cupcakes en el molde un par de minutos.

12. Sacamos los cupcakes del molde y los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla antes de decorarlos.

Decoración cupcakes:

Para decorar estos cupcakes de aguacate hemos utilizado buttercream de merengue suizo (cuya receta podréis encontrar en la entrada Cupcakes con buttercream de merengue suizo), una boquilla de estrella abierta y unos divertidos toppers de cactus.

Consejos:

  • Recordad precalentar el horno a la temperatura adecuada antes de introducir el molde con los pastelitos.
  • Una vez preparada, la crema de mantequilla de merengue suizo debe conservarse refrigerada. Cuando vayáis a utilizarla, tan sólo tenéis que sacarla de la nevera y dejarla que coja temperatura ambiente (puede tardar unas horas). Si hubiese perdido la consistencia adecuada (como si se hubiese cortado) tan sólo tenéis que batirla de nuevo a velocidad media.
Recetas

Tarta de chocolate intenso

En estos días de frío, buscamos cualquier excusa para encender el horno y calentarnos un poco mientras esperamos pacientemente a que se horneen nuestros bizcochos, galletas, cupcakes,… Ese calor que desprende el horneado es una de las mejores sensaciones que existe, ya que siempre viene acompañado de un delicioso olor que te hace olvidar todas las penas. Pues ahora imaginad que lo que estáis horneando es un esponjoso bizcocho de chocolate intenso para preparar una espectacular tarta de chocolate y nata.

La combinación entre la intensidad del bizcocho de chocolate, la cremosidad de la nata y el crujiente de la cobertura de chocolate, hacen de esta tarta un postre absolutamente perfecto. Todos los sabores y texturas consiguen unirse para dar como resultado un bocado irresistible e inolvidable.

Ingredientes bizcocho:

  • 220 gr de harina
  • 125 gr de cacao en polvo
  • 1 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • Una pizca de sal
  • 170 gr de mantequilla (con consistencia pomada)
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 225 gr de azúcar blanquilla
  • 3 huevos
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 355 ml de leche
  • 2 1/2 cucharaditas de zumo de limón

Paso a paso bizcocho:

1. Mezclamos la leche con el zumo de limón y dejamos reposar durante al menos 10 minutos.

2. Tamizamos la harina junto con el cacao, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

3. En un bol, batimos la mantequilla junto con el azúcar (moreno y blanquilla) hasta obtener una pasta.

4. Incorporamos los huevos, ligeramente batidos, uno a uno.

5. Vertemos la mitad de la leche que estaba reposando y batimos con suavidad.

6. Agregamos la mitad de la harina tamizada y batimos para que se integre un poco.

7. Añadimos la otra mitad de la leche y el extracto de vainilla y volvemos a batir.

8. Incorporamos la otra mitad de la harina y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

9. Engrasamos un molde de 20 cm de diámetro con spray antiadherente y vertemos la masa en él.

10. Horneamos a 180ºC durante 60 minutos.

11. Cuando el bizcocho supere la prueba del palillo, lo sacamos del horno y dejamos templar en el molde al menos 15 minutos.

12. Desmoldamos el bizcocho y lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

13. Con ayuda de una lira, cortamos tres capas de bizcocho iguales. Reservamos en un portatartas hasta que vayamos a montar la tarta.

Ingredientes relleno y cobertura:

Paso a paso bizcocho:

1. Montamos la nata hasta que tenga una buena consistencia.

2. Ajustamos una boquilla grande de estrella en una manga pastelera y la rellenamos con la nata montada.

3. Colocamos una capa de bizcocho en un plato y distribuimos la nata hasta cubrirla por completo.

4. Situamos otra capa de bizcocho encima y repetimos la operación hasta terminar con una capa de bizcocho.

5. Refrigeramos durante unos 20 minutos.

6. Preparamos la crema de chocolate siguiendo la receta de la entrada del Tronco de Navidad, pero cambiando los 150 gr de gotas de chocolate negro por 150 gr de gotas de chocolate con leche.

7. Sacamos la tarta de la nevera y vertemos la crema de chocolate por encima.

8. Con ayuda de una cuchara distribuimos la crema de forma uniforme por la superficie de la tarta, permitiendo que resbale un poco por el lateral.

En apenas un par de horas, tendréis una tarta que podrá endulzar cualquier fiesta, encuentro o tarde aburrida. Además, el bizcocho se mantiene esponjoso durante días, por lo que podréis prepararla de antemano y conservarla en la nevera (cubierta con papel transparente o metida en una caja) hasta que vayáis a consumirla.

Consejos:

  • Recordad precalentar el horno a la temperatura adecuada antes de introducir el molde con la masa.
  • Si no queréis esperar tanto a que el bizcocho se hornee, podéis utilizar moldes layer cake y obtener las capas de bizcocho directamente, sin necesidad de utilizar una lira para cortarlas.
  • La nata vegetal puede ser sustituida por nata normal para montar (de la que se encuentra en cualquier supermercado) pero, en este caso, tendréis que añadir azúcar cuando la estéis montando. Además, tened en cuenta que corréis el riesgo de que este tipo de nata no aguante el peso de las capas de bizcocho y se os venga la tarta abajo.
  • Podéis probar sabores nuevos y añadir, por ejemplo, pasta de naranja a la nata. O utilizar chocolate blanco o negro para la crema.
  • Si queréis que la crema de chocolate chorree por el lateral de la tarta, tenéis que trabajar deprisa para que la crema no se endurezca al enfriarse. Además, os recomendamos que coloquéis la tarta sobre una rejilla para que la crema sobrante no se acumule en el plato.
Recetas

Galletas de avena y mantequilla de arce

Hace un par de meses, una amiga nos trajo mantequilla de arce de un viaje que hizo a Canadá y llevamos desde entonces buscando una receta en la que poder integrarla porque tiene un sabor dulce y cremoso espectacular. Hoy, por fin, después de una exhaustiva búsqueda, podemos compartir con vosotr@s esta receta de galletas de avena y mantequilla de arce.

A nosotras las galletas de avena nos encantan, pero con la mantequilla de arce están irresistibles. Sabemos que es un ingrediente difícil de encontrar aquí en España, pero no os preocupéis porque os damos un par de sustitutos para que la receta salga igual de bien. Además, estas galletas no llevan huevo en su elaboración, por lo que viene genial para l@s alérgic@s e intolerantes.

Ingredientes:

  • 100 gr de copos de avena
  • 75 gr de coco rallado
  • 100 gr de harina
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Una pizca de sal
  • 80 gr de azúcar moreno
  • 65 gr de mantequilla de arce (se puede sustituir por sirope de arce o miel ecológica)
  • 120 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de agua hirviendo

Paso a paso:

1. Colocamos en un bol los ingredientes secos (avena, coco, harina, bicarbonato, canela, sal y azúcar) y los mezclamos con ayuda de una espátula.

2. En un cazo, derretimos las dos mantequillas a fuego suave. Mientras, podemos ir calentando el agua hasta que hierva.

3. Agregamos la mantequilla derretida a los ingredientes secos y removemos con suavidad para que se mezclen un poco.

4. Vertemos el agua hirviendo y mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien integrados.

5. Cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal.

6. Elaboramos bolas de masa, del tamaño de una nuez grande aproximadamente, y las colocamos sobre la bandeja con el papel.

7. Aplastamos suavemente las bolas de masa hasta obtener discos de un centímetro de grosor, más o menos. Debemos dejar espacio entre cada galleta para evitar que se peguen en el horno.

8. Horneamos a 180ºC durante unos 12-14 minutos.

9. Sacamos la bandeja del horno y dejamos las galletas templar un par de minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Estas galletas tienen un problema, y es que, cuando las probéis, no podréis evitar la tentación de buscar un billete de avión a Canadá para comprar toneladas de mantequilla de arce 😉 Y además, no resultan nada empalagosas, ya que el coco aporta una frescura perfecta.

Consejos:

  • La mantequilla de arce es bastante densa y pegajosa, por eso, aquello con lo que la vayamos a sustitur tiene que poseer similares características. De ahí que os recomendemos miel ecológica, que es más densa (y tiene un sabor más intenso) que la miel normal que venden en los supermercados.

  • Recordad precalentar el horno a la temperatura adecuada antes de introducir la bandeja con las galletas.
  • El tiempo de horneado dependerá del tamaño (sobre todo el grosor) de las galletas. Así que si las hacéis más gruesas, recordad dejarlas en el horno un par de minutos más.
  • Es muy importante que tengáis en cuenta que al sacar las galletas del horno, éstas deben estar blanditas al tacto. Al enfriarse será cuando adquieran su textura crujiente.