Browse Category by Recetas

Recetas paso a paso realizadas por La guinda Florinda

Recetas

Muffins de avena y naranja

Hoy, la receta viene con sorpresa. Y es que ¡estamos de SORTEO! Y no es un sorteo cualquiera, ya que es el primero que realizamos sólo para aquellas personas que os pasáis por aquí y leéis nuestro blog. Y ¿por qué hacemos un sorteo ahora? Pues porque hoy da comienzo el otoño y, con lo que nos gusta a nosotras esta estación del año, es la forma que tenemos de celebrarlo con vosotr@s.

Podéis encontrar toda la información sobre el sorteo al final de esta entrada. Pero antes, para ir abriendo boca, queremos compartir con vosotr@s esta espectacular receta de muffins de avena y naranja de los que nunca puedes comer sólo uno. Nosotras los hemos hecho gigantes porque no hay nada más atrayente que un gran muffin sano y delicioso.

Ingredientes (para 6-8 muffins grandes):

  • 1 naranja grande
  • 100 gr de copos de avena
  • 230 gr de yogur natural
  • 1 huevo
  • 120 gr de miel
  • 80 ml de aceite de oliva suave (o aceite de girasol)
  • 180 gr de harina
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 100 gr de pipas de calabaza
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato

Paso a paso:

1. Limpiamos bien la naranja. La rallamos y exprimimos una cucharadita de zumo de naranja. Reservamos la ralladura y el zumo.

2. En un bol, mezclamos los copos de avena y el yogur.

3. Añadimos el huevo, la miel, el zumo y el aceite. Removemos para mezclar bien.

4. De una vez, añadimos la harina, la canela, la levadura, el bicarbonato y las pipas. Mezclamos hasta obtener una masa compacta y bien integrada.

5. Colocamos las cápsulas de papel en un molde para muffins grandes y repartimos la masa con ayuda de una cuchara para helado. Llenamos cada cápsula hasta 2/3 de su capacidad.

6. Horneamos durante 25 minutos a 180ºC.

7. Cuando los muffins estén listos (podéis comprobarlo con la prueba del palillo), los sacamos del horno y los dejamos un minuto en el molde antes de colocarlos en una rejilla y dejar que se enfríen por completo.

Así, tal cual, están increíbles, pero si queréis darles un toque diferente, podéis preparar algún glaseado simple de naranja para verterlo por encima o acompañarlos de un poco de chocolate en virutas o derretido. Nosotras, hemos querido coronar algunos de estos muffins con una fina rodaja de naranja que hemos bañado parcialmente en chocolate negro. El resultado es insuperable.

Consejos:

· Nosotras hemos utilizado yogur griego porque nos gusta más su sabor ácido, pero podéis utilizar cualquier otro yogur natural (siempre y cuando no tenga azúcar).

· Si no encontráis pipas de calabaza, podéis sustituirlas por nueces picadas.

· Si queréis muffins más pequeños, tan sólo tenéis que utilizar cápsulas de tamaño estándar y un molde para cupcakes. Tened en cuenta que os saldrán un mayor número de muffins y que el tiempo de horneado será menor (20 minutos aproximadamente).

· Recordad precalentar el horno a 180ºC antes de introducir la bandeja con los cápsulas.

Y ahora, todo lo que necesitáis saber sobre el sorteo. El regalo que la persona ganadora recibirá en casa, es un lote de productos compuesto por:

 Molde para muffins gigantes

 Cápsulas jumbo blancas

 Molde para minicupcakes

 Cápsulas mini Vichy negro

Para participar tan sólo tenéis que dejar un comentario en esta entrada, hablándonos sobre cuál es vuestra receta favorita de muffins. No olvidéis indicar vuestro correo electrónico en el comentario para que, en caso de ser necesario, podamos ponernos en contacto con vosotr@s.

Podéis participar desde hoy mismo, 22 de septiembre de 2017, hasta el jueves 28 de septiembre de 2017. El ganador o ganadora se anunciará el viernes y tendrá 48 horas para ponerse en contacto con nosotras para concretar la dirección de envío de su regalo. En caso de que no podamos contactar con la persona ganadora, se procederá a realizar de nuevo el sorteo.

Tened en cuenta que los gastos de envío del regalo corren de nuestra cuenta para direcciones dentro de España (península), pero para el resto de direcciones, será la persona ganadora la que asuma el coste de dichos gastos de envío.

Mucha suerte a todas las personas que vayáis a participar y, ya sabéis, para hacer la espera más corta (o para consolaros si no resultáis ganadores) podéis preparar estos magníficos muffins con toque cítrico.

Recetas

Pound cake de frutos rojos y limón

El pound cake es la versión anglosajona de nuestro tradicional bizcocho cuatro cuartos. La receta básica lleva entre sus ingredientes principales mantequilla, azúcar, huevos y harina. Sin embargo, existen una gran variedad de versiones en la que además de añadir nuevos ingredientes, se modifican las medidas ligeramente. Y ese es el caso de nuestro Pound cake de frutos rojos y limón.

Se trata de un bizcocho sencillo que admite cualquier tipo de acompañamiento, aunque él sólo tiene una presencia espectacular y un sabor inigualable. En nuestro caso, para esta ocasión hemos decidido preparar un sencillo glaseado de limón que combina perfectamente con el sabor ácido de los frutos rojos.

Ingredientes bizcocho:

  • 110 gr de azúcar moreno
  • 170 gr de harina
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 235 gr de yogur griego
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 115 ml de aceite de oliva suave (o de girasol)
  • 300 gr de frutos rojos
  • 1 cucharada de harina (opcional)

Paso a paso bizcocho:

1. Engrasamos el molde con spray antiadherente. Nosotras hemos utilizado el molde para bundt de Wilton porque nos encanta, pero podéis utilizar cualquier otro molde más sencillo.

2. En un bol, mezclamos los 170 gr de harina, la sal, la levadura y el azúcar. Reservamos.

3. En un bol aparte, batimos los huevos, el yogur, el extracto, el zumo y el aceite hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

4. Vertemos los ingredientes húmedos recién batidos a la mezcla de harina y batimos hasta obtener una masa homogénea. Reservamos.

5. En cuenco, colocamos la fruta y la espolvoreamos con harina. Removemos con cuidado para distribuir correctamente la harina por toda la fruta.

6. Incorporamos la fruta a la masa que teníamos reservada y la distribuimos con ayuda de una espátula, procurando no aplastar la fruta.

7. Llenamos el molde engrasado con la masa, asegurándonos de que quede bien distribuida por el mismo.

8. Horneamos a 175ºC durante unos 40 minutos (si la fruta utilizada es fresca) o unos 50 minutos (si la fruta es congelada).

9. Tras superar la prueba del palillo sacamos el molde del horno y dejamos que se temple unos 15 minutos o hasta que esté tibio al tacto.

10. Desmoldamos el bizcocho y lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Mientras, podemos ir preparando el glaseado de limón.

Ingredientes glaseado:

  • 100 gr de icing sugar
  • 1 cucharada de zumo de limón

Paso a paso glaseado:

1. Tamizamos el icing sugar y le añadimos el zumo.

2. Con ayuda de un tenedor batimos con energía hasta que desaparezcan los grumos.

3. Si fuese necesario, podemos añadir más zumo de limón (o agua si no lo queremos tan intenso) para obtener una consistencia más líquida del glaseado.

4. Vertemos el glaseado sobre le bizcocho bien frío y servimos.

Como veis, es un bizcocho de lo más sencillo, pero muy resultón para acompañar nuestros desayunos o meriendas. Su consistencia densa y su tacto húmedo lo convierten en un bizcocho todoterreno que lo aguanta todo y gusta a tod@s.

Consejos:

  • Os recomendamos que, si vais a utilizar fruta congelada como hemos hecho nosotras, descongeléis la fruta y la escurráis un poco sobre papel de cocina antes de utilizarla.
  • Si no queréis encontrar grandes tropezones de fruta en el interior del bizcocho, podéis cortar las frutas más grandes (como las fresas) para igualar, más o menos, el tamaño de toda la fruta.
  • Rebozamos la fruta con harina para evitar que al añadirla a la masa se vaya toda al fondo durante el horneado.
  • Recordad precalentar el horno a 175ºC antes de introducir el molde con la masa.
  • Este bizcocho se conservar sin problemas durante 4-5 días. Por supuesto, para ello tenéis que cubrirlo, para aislarlo del aire, con un paño de cocina (aunque mucho mejor si lo conserváis en un portatartas).
Recetas

Batido de Carrot Cake

Queremos terminar estos últimos días de Agosto con una receta refrescante pero que nos traiga a la memoria los días de frío y horno que nos esperan (y que nosotras estamos deseando que lleguen). Por eso os traemos este batido de carrot cake que os sorprenderá por su delicioso sabor.

Se trata de una bebida saludable que sacia nuestra sed y nuestro apetito. Además, su elaboración es tan sencilla y rápida que podréis prepararla en cualquier ocasión que se precie. Perfecto para toma como desayuno, merienda, o incluso como postre después de cualquier comida o cena.

Ingredientes (para 2-3 vasos):

  • 1 plátano mediano
  • 2 zanahorias grandes
  • 150 ml de leche de almendras
  • 150 ml de yogur de vainilla tipo griego
  • 2 cucharaditas de miel
  • 1/2 de cucharadita de canela molida
  • 1/8 de cucharadita de jengibre molido
  • 1/8 de cucharadita de nuez moscada

Paso a paso:

1. Pelamos el plátano y lo cortamos en dados. Reservamos bien cubierto en el congelador.

2. Lavamos las zanahorias (podéis pelarlas o no) y las cortamos en cubitos. Reservamos en la nevera.

3. En un batidora de vaso vertemos el yogur y las dos cucharaditas de miel. Sacamos el plátano del congelador y las zanahorias de la nevera y lo agregamos todo al vaso. Agregamos entonces la leche y las especias (canela, jengibre y nuez moscada).

4. Batimos a máxima velocidad unos 30 segundos o hasta que el batido quede cremoso y todos los ingredientes bien integrados.

5. Servir inmediatamente.

Su textura cremosa, su refrescante sabor y el sutil toque de especias hacen a este batido una opción sana y deliciosa para saciar nuestros estómagos en cualquier ocasión. Fruta y verdura en un sólo vaso que alegrará el paladar de toda aquella persona que lo pruebe.

Consejos:

  • Plátano, zanahorias, leche y yogur deben estar bien fríos cuando vayamos a utilizarlos para elaborar el batido. De esta forma, podremos degustarlo justo después de elaborarlo a la temperatura perfecta.
  • El yogur tipo griego de vainilla que nosotras hemos utilizado es el de la marca Milbona (a la venta en Lidl). Sin embargo, si vosotr@s no lo encontráis, podéis utilizar el de sabor natural sin problema. Aún así, si queréis aportarle un toque de vainilla a vuestro batido, tan sólo tenéis que añadir 1/2 cucharadita de extracto de vainilla y listo.
  • Nosotras hemos utilizado una batidora de vaso porque es más eficaz, pero también podéis utilizar una batidora normal para preparar este batido.
Recetas

Crostata de nectarinas y moras

Hace unos días estuvimos viendo fotos antiguas de un viaje a Italia que hicimos con el colegio cuando eramos adolescentes (beatificaban a la fundadora de nuestro colegio). Nos pusimos a recordar lo bonito que era todo y lo buenísima que estaba la comida y entonces nos dio antojo de preparar algo típicamente italiano.

Estuvimos buscando por Internet y nos llamó la atención un postre sencillo pero con una pinta deliciosa. No es otra cosa que una masa quebrada acompañada de mermelada llamada crostata. La forma tradicional no usa ningún tipo de molde, como hemos hecho nosotras, sin embargo, en nuestro caso, en lugar de mermelada hemos utilizado fruta entera para elaborar esta crostata de nectarinas y moras.

Ingredientes masa:

  • 175 gr de harina
  • 15 gr de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 128 gr de mantequilla fría (cortada en daditos)
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de agua fría

Paso a paso masa:

1. En un bol, juntamos la harina con el azúcar y la sal.

2. Añadimos la mantequilla y mezclamos con ayuda de un tenedor para evitar aplicar calor a la masa con las manos.

3. Batimos el huevo y el agua en un cuenco aparte. Lo vertemos sobre la masa y seguimos mezclando con el tenedor hasta obtener una masa homogénea. Si fuese necesario, podemos incorporar un poco más de agua (si la masa no se liga bien).

4. Hacemos un bola con la masa y la envolvemos en papel transparente. Refrigeramos al menos 30 minutos. Mientras, podemos ir preparando el relleno.

Ingredientes relleno:

  • 3 nectarinas
  • 125 gr de moras
  • 55 gr de azúcar moreno
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de harina
  • 15 gr de mantequilla fría (cortada en daditos)
  • 1 huevo batido
  • 1 cucharadita de azúcar moreno

Paso a paso relleno:

1. Pelamos las nectarinas y las cortamos en rodajas finas. Las ponemos en un bol, junto con las moras.

2. Añadimos los 55 gr de azúcar y la sal y mezclamos con mucho cuidado, para no chafar la fruta, con una espátula.

3. Incorporamos la vainilla y la harina y seguimos mezclando suavemente.

4. Sacamos la masa de la nevera y la aplastamos ligeramente con la mano sobre un rectángulo de papel vegetal.

5. Con ayuda de un rodillo grande, estiramos la masa hasta obtener un círculo de unos 30 cm de diámetro. No es necesario que quede perfecto, ya que queremos que tenga un aspecto rústico.

6. Extendemos la fruta en el centro de la masa, dejando unos 3-5 cm de masa en el borde.

7. Doblamos los bordes de la masa sobre la fruta con delicadeza.

8. Esparcimos los dados de mantequilla sobre la fruta.

9. Batimos el huevo y lo utilizamos para pintar el borde de la crostata con un pincel de silicona.

10. Espolvoreamos la cucharadita de azúcar moreno por el borde.

11. Horneamos la crostata durante 30 minutos a 200ºC (los bordes deben quedar dorados).

12. Sacamos la crostata del horno y la dejamos enfriar por completo en la bandeja antes de servir.

Es como una de esas pizzas de bordes rellenos, pero en lugar de llevar ingredientes salados los de la crostata son dulces y el relleno del borde es fruta en lugar de queso. Una receta muy sencilla con un resultado delicioso y tradicional.

Consejos:

  • Si habéis terminado de preparar el relleno de fruta y la masa aún no se ha endurecido en la nevera, podéis tapar el bol de la fruta con papel transparente y meterlo en la nevera hasta que vayáis a utilizar la fruta.
  • Si al estirar la masa observáis que se pega demasiado, podéis añadir un poco más de harina sin problema. Aún así, os recomendamos que utilicéis un trozo de papel vegetal entre la masa y el rodillo (así seguro que no se os pegará).
  • Para evitar que durante el horneado el líquido que la fruta suelta se salga y lo ponga todo perdido, tenéis que aseguraros de que la masa no se ha roto al doblar los bordes.
  • Recordad precalentar el horno a 200ºC antes de introducir la crostata.
  • Hay a quienes les gusta tomar la crostata en caliente, sin embargo, nosotras la dejamos enfriar antes de consumirla y estaba espectacular.