Recetas

Batido de Carrot Cake

Queremos terminar estos últimos días de Agosto con una receta refrescante pero que nos traiga a la memoria los días de frío y horno que nos esperan (y que nosotras estamos deseando que lleguen). Por eso os traemos este batido de carrot cake que os sorprenderá por su delicioso sabor.

Se trata de una bebida saludable que sacia nuestra sed y nuestro apetito. Además, su elaboración es tan sencilla y rápida que podréis prepararla en cualquier ocasión que se precie. Perfecto para toma como desayuno, merienda, o incluso como postre después de cualquier comida o cena.

Ingredientes (para 2-3 vasos):

  • 1 plátano mediano
  • 2 zanahorias grandes
  • 150 ml de leche de almendras
  • 150 ml de yogur de vainilla tipo griego
  • 2 cucharaditas de miel
  • 1/2 de cucharadita de canela molida
  • 1/8 de cucharadita de jengibre molido
  • 1/8 de cucharadita de nuez moscada

Paso a paso:

1. Pelamos el plátano y lo cortamos en dados. Reservamos bien cubierto en el congelador.

2. Lavamos las zanahorias (podéis pelarlas o no) y las cortamos en cubitos. Reservamos en la nevera.

3. En un batidora de vaso vertemos el yogur y las dos cucharaditas de miel. Sacamos el plátano del congelador y las zanahorias de la nevera y lo agregamos todo al vaso. Agregamos entonces la leche y las especias (canela, jengibre y nuez moscada).

4. Batimos a máxima velocidad unos 30 segundos o hasta que el batido quede cremoso y todos los ingredientes bien integrados.

5. Servir inmediatamente.

Su textura cremosa, su refrescante sabor y el sutil toque de especias hacen a este batido una opción sana y deliciosa para saciar nuestros estómagos en cualquier ocasión. Fruta y verdura en un sólo vaso que alegrará el paladar de toda aquella persona que lo pruebe.

Consejos:

  • Plátano, zanahorias, leche y yogur deben estar bien fríos cuando vayamos a utilizarlos para elaborar el batido. De esta forma, podremos degustarlo justo después de elaborarlo a la temperatura perfecta.
  • El yogur tipo griego de vainilla que nosotras hemos utilizado es el de la marca Milbona (a la venta en Lidl). Sin embargo, si vosotr@s no lo encontráis, podéis utilizar el de sabor natural sin problema. Aún así, si queréis aportarle un toque de vainilla a vuestro batido, tan sólo tenéis que añadir 1/2 cucharadita de extracto de vainilla y listo.
  • Nosotras hemos utilizado una batidora de vaso porque es más eficaz, pero también podéis utilizar una batidora normal para preparar este batido.
Recetas

Crostata de nectarinas y moras

Hace unos días estuvimos viendo fotos antiguas de un viaje a Italia que hicimos con el colegio cuando eramos adolescentes (beatificaban a la fundadora de nuestro colegio). Nos pusimos a recordar lo bonito que era todo y lo buenísima que estaba la comida y entonces nos dio antojo de preparar algo típicamente italiano.

Estuvimos buscando por Internet y nos llamó la atención un postre sencillo pero con una pinta deliciosa. No es otra cosa que una masa quebrada acompañada de mermelada llamada crostata. La forma tradicional no usa ningún tipo de molde, como hemos hecho nosotras, sin embargo, en nuestro caso, en lugar de mermelada hemos utilizado fruta entera para elaborar esta crostata de nectarinas y moras.

Ingredientes masa:

  • 175 gr de harina
  • 15 gr de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 128 gr de mantequilla fría (cortada en daditos)
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de agua fría

Paso a paso masa:

1. En un bol, juntamos la harina con el azúcar y la sal.

2. Añadimos la mantequilla y mezclamos con ayuda de un tenedor para evitar aplicar calor a la masa con las manos.

3. Batimos el huevo y el agua en un cuenco aparte. Lo vertemos sobre la masa y seguimos mezclando con el tenedor hasta obtener una masa homogénea. Si fuese necesario, podemos incorporar un poco más de agua (si la masa no se liga bien).

4. Hacemos un bola con la masa y la envolvemos en papel transparente. Refrigeramos al menos 30 minutos. Mientras, podemos ir preparando el relleno.

Ingredientes relleno:

  • 3 nectarinas
  • 125 gr de moras
  • 55 gr de azúcar moreno
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de harina
  • 15 gr de mantequilla fría (cortada en daditos)
  • 1 huevo batido
  • 1 cucharadita de azúcar moreno

Paso a paso relleno:

1. Pelamos las nectarinas y las cortamos en rodajas finas. Las ponemos en un bol, junto con las moras.

2. Añadimos los 55 gr de azúcar y la sal y mezclamos con mucho cuidado, para no chafar la fruta, con una espátula.

3. Incorporamos la vainilla y la harina y seguimos mezclando suavemente.

4. Sacamos la masa de la nevera y la aplastamos ligeramente con la mano sobre un rectángulo de papel vegetal.

5. Con ayuda de un rodillo grande, estiramos la masa hasta obtener un círculo de unos 30 cm de diámetro. No es necesario que quede perfecto, ya que queremos que tenga un aspecto rústico.

6. Extendemos la fruta en el centro de la masa, dejando unos 3-5 cm de masa en el borde.

7. Doblamos los bordes de la masa sobre la fruta con delicadeza.

8. Esparcimos los dados de mantequilla sobre la fruta.

9. Batimos el huevo y lo utilizamos para pintar el borde de la crostata con un pincel de silicona.

10. Espolvoreamos la cucharadita de azúcar moreno por el borde.

11. Horneamos la crostata durante 30 minutos a 200ºC (los bordes deben quedar dorados).

12. Sacamos la crostata del horno y la dejamos enfriar por completo en la bandeja antes de servir.

Es como una de esas pizzas de bordes rellenos, pero en lugar de llevar ingredientes salados los de la crostata son dulces y el relleno del borde es fruta en lugar de queso. Una receta muy sencilla con un resultado delicioso y tradicional.

Consejos:

  • Si habéis terminado de preparar el relleno de fruta y la masa aún no se ha endurecido en la nevera, podéis tapar el bol de la fruta con papel transparente y meterlo en la nevera hasta que vayáis a utilizar la fruta.
  • Si al estirar la masa observáis que se pega demasiado, podéis añadir un poco más de harina sin problema. Aún así, os recomendamos que utilicéis un trozo de papel vegetal entre la masa y el rodillo (así seguro que no se os pegará).
  • Para evitar que durante el horneado el líquido que la fruta suelta se salga y lo ponga todo perdido, tenéis que aseguraros de que la masa no se ha roto al doblar los bordes.
  • Recordad precalentar el horno a 200ºC antes de introducir la crostata.
  • Hay a quienes les gusta tomar la crostata en caliente, sin embargo, nosotras la dejamos enfriar antes de consumirla y estaba espectacular.
Tutoriales

Decorar galletas con doble capa de fondant

Decorar galletas con fondant es una de las formas más comunes de conseguir unas originales galletas personalizadas. Lo que nos queramos complicar en dicha decoración depende de nosotr@s, y dará como resultado unas galletas más o menos vistosas. Sin embargo, hay veces que no es necesario complicarnos demasiado para conseguir unas galletas únicas y muy llamativas. Y es lo que conseguiréis utilizando esta técnica de doble capa de fondant para decorar vuestras galletas.

Para decorar nuestras galletas hemos utilizado los siguientes ingredientes y herramientas:

Consejos:

  • Podéis añadir una pizca de CMC al fondant si lo notáis muy blando (no queremos que el fondant se desforme al colocarlo sobre la galleta, pero tampoco que nadie se parta un diente al comérsela).
  • Es muy importante que no utilicéis capas de fondant gruesas (sobre todo para la capa superior), ya que lo que buscamos son galletas bonitas pero también ricas de sabor y que no pesen un quintal.
Recetas

Tarta de piña y coco sin horno

Cuenta la leyenda que, en verano en Sevilla, hace tanto calor que puedes hornear un bizcocho sin necesidad de encender el horno… Nosotras lo hemos probado y tenemos que afirmar que no es cierto 😉 Sin embargo, lo que sí es verdad, es que encender el horno en esta época, en nuestra querida ciudad, es un deporte de riesgo (y que conste que nosotras lo practicamos de vez en cuando).

Por eso, estos meses no sólo buscamos sabores veraniegos, sino también recetas que no precisen de horno. Y así es como hemos decidido preparar esta última tarta de piña y coco. Un sabor tropical para una tarta que encandila con su olor y su sabor.

Ingredientes base:

  • 20 galletas María
  • 60 gr de mantequilla

Paso a paso base:

1. Derretimos la mantequilla y mientras esperamos a que se enfríe un poco, trituramos bien las galletas.

2. En un bol, mezclamos la mantequilla y las galletas hasta obtener una pasta. Reservamos.

3. Forramos la pared de un molde redondo de 20 cm de diámetro con una lámina de acetato.

4. Extendemos la pasta de galletas en el fondo del molde y refrigeramos.

Ingredientes mousse piña:

  • 2 latas pequeñas de piña en su jugo
    • 240 gr de piña y 75 gr de jugo
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 75 gr de azúcar
  • 375 ml de nata 35 % M.G.

Paso a paso mousse piña:

1. Hidratamos la gelatina introduciéndola en un cuenco con agua. Reservamos.

2. En un cazo, calentamos el jugo de la piña con el azúcar hasta que rompa el hervor. Retiramos del fuego.

3. Añadimos la gelatina escurrida y removemos para disolverla correctamente. Dejamos que se vaya enfriando (sin que llegue a cuajarse).

4. Trituramos la piña y la añadimos al jugo que se estaba enfriando. Reservamos.

5. Montamos la nata fría hasta que forme picos suaves y la incorporamos a la mezcla de piña (que debe haberse enfriado). Mezclamos con movimientos suaves, ayudándonos de una espátula.

6. Sacamos el molde con la base de galletas de la nevera y vertemos la mezcla de piña en él, extendiendo con delicadeza si fuese necesario. Refrigeramos durante al menos 4 horas.

Ingredientes mousse coco:

  • 200 ml de nata 35% M.G.
  • 150 ml de leche de coco
  • 30 gr de queso Philadelphia
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 80 gr de azúcar
  • 35 gr de coco rallado

Paso a paso mousse coco:

1. Hidratamos la gelatina introduciéndola en un cuenco con agua. Reservamos.

2. En un cazo, calentamos la leche de coco con el azúcar hasta que rompa el hervor. Retiramos del fuego.

3. Añadimos la gelatina escurrida y removemos para disolverla correctamente. Dejamos que se vaya enfriando (sin que llegue a cuajarse).

4. Montamos ligeramente la nata fría y le incorporamos el queso Philadelphia ligeramente batido. Seguimos batiendo hasta que la nata forme picos suaves.

5. Agregamos la nata y el coco rallado a la mezcla que se estaba enfriando. Mezclamos con movimientos suaves, ayudándonos de una espátula.

6. Sacamos el molde con la base de galletas y el mousse de piña de la nevera y vertemos la mezcla de coco en él, extendiendo con delicadeza si fuese necesario. Refrigeramos durante al menos otras 4 horas.

Una vez se haya cuajado la capa de mousse de coco, podemos desmoldar la tarta, siempre con mucha delicadeza, y retirar la lámina de acetato.

Nosotras hemos espolvoreado un poco de coco rallado por encima de la tarta para darle el toque final perfecto.

Consejos:

  • Os recomendamos que utilicéis un molde de base desmontable, ya que os resultará mucho más fácil desmoldar la tarta una vez finalizada.
  • Esta tarta, como la gran mayoría de tarta veraniegas, necesita conservarse en nevera, ya que está elaborada con nata.