Recetas

Trufas de chocolate y naranja

L@s amantes del chocolate siempre buscan una escusa para poder degustar cualquier plato, dulce o salado, preparado con cacao. Y si buscamos un postre que realmente lleve en su elaboración una gran cantidad de chocolate como ingrediente principal, encontramos las trufas. Nosotras hemos querido ir más allá y hemos preparado unas trufas de chocolate y naranja que harán las delicias de l@s adict@s al chocolate.

Dulces y cremosas, con el toque amargo del cacao y la naranja, estas bolitas de chocolate son una pequeña bendición para todas aquellas personas apasionadas del cacao. Además, son tan fáciles de preparar, que en un momento podréis agasajar a vuestr@s invitad@s con unos pequeños regalos dulces en forma de trufa.

Ingredientes (para unas 26 trufas):

Paso a paso:

1. Rallamos la piel de la naranja y la reservamos.

2. Ponemos la nata en un cazo y la calentamos a fuego suave.

3. Cuando esté lo suficientemente caliente, retiramos el cazo del fuego y añadimos las gotas de chocolate para que se derritan. Movemos ligeramente para que se integren bien.

4. Añadimos la mantequilla y mezclamos para que se disuelva en el chocolate templado.

5. Incorporamos la ralladura de naranja y removemos para conseguir una crema homogénea y suave.

6. Vertemos el chocolate en un envase con tapa y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

7. Una vez se haya enfriado el chocolate, lo introducimos en la nevera un par de horas antes de continuar.

8. Sacamos el chocolate de la nevera y, con ayuda de una cuchara y nuestras manos, hacemos bolas de unos 10-15 gr de peso.

9. Rebozamos las trufas en cacao en polvo y nos deshacemos del exceso de cacao haciendo rebotar suavemente las bolas en nuestras manos.

10. Dejamos que las trufas se asienten durante una media hora en la nevera antes de servirlas.

Cada bocado que estas trufas nos ofrecen se convierte en un momento de placer inigualable. Estas bolitas de chocolate rebozadas nos invitan a disfrutarlas lentamente, saboreando el momento y sintiendo en cada una de nuestras papilas su cremosidad y amargor.

Consejos:

· Para esta receta es muy importante trabajar con un chocolate de calidad que nos proporcione una cremosidad y un sabor de primera categoría.

· La nata nunca debe llega a hervir, por lo que hay que estar atent@s cuando la calentemos.

· Si veis que al chocolate le cuesta un poco derretirse, podéis volver a colocar el cazo en el fuego para darle calor (pero tened cuidado de que no se queme).

· La cantidad de ralladura de naranja que incorporemos a las trufas dependerá del gusto de la persona que las prepare.

· Para evitar que se os peguen las trufas al elaborar las bolas, podéis espolvorear en vuestras manos un poco de cacao en polvo. Además, es recomendable trabajar rápido para evitar que el chocolate se derrita en nuestras manos.

Tutoriales

Galletas para taza

Siempre nos han parecido una monada las galletitas que decoran y endulzan tazas de té, café o cacao. Sabemos que existen cortadores especiales para elaborarlas, sin embargo, nosotras hemos querido compartir con vosotr@s nuestra primera experiencia con estas galletas para taza.

Es realmente sencillo preparar estas divertidas galletas y dan un toque alegre a cualquier merienda o desayuno. Nosotras ahora, ya no podemos concebir nuestro café y nuestro Nesquik de la mañana sin su crujiente acompañamiento.

Ingredientes y materiales:

Paso a paso:

*Por cierto, las tazas que hemos utilizado para colocar las galletas, son de la marca Miss Étoile y las podéis encontrar en nuestra tienda online.

Consejos:

· Tened en cuenta que si utilizáis una receta de galletas con levadura o bicarbonato (como por ejemplo, de jengibre), tendréis que cortar la ranura un poco más ancha para compensar lo que puedan crecer al hornear.

· Si no tenéis cortadores de galletas de tamaño mini, podéis utilizar la silueta de la casita que os hemos dejado en este enlace (sólo tenéis que descargarla e imprimirla en cartulina).

Recetas

Cupcakes de pan de jengibre

A nosotras nos dices que una receta lleva jengibre entre sus ingredientes y nos hacen los ojos chiribitas. Las galletas de jengibre son nuestras preferidas, por eso no sabemos por qué no se nos había ocurrido antes elaborar estos cupcakes de pan de jengibre.

Para darle el toque perfecto, hemos elaborado una crema de queso con canela que aporta ese punto suave y especiado a los cupcakes que los vuelve irresistibles. La crema de queso siempre es una opción acertada, pero si además le añadimos una pizca de canela molida, entonces es para morirse de placer.

Ingredientes bizcocho:

  • 225 gr de mantequilla reblandecida
  • 250 gr de azúcar moreno
  • 5 cucharadas de miel
  • 2 huevos
  • 330 gr de harina
  • 1 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/8 cucharadita de clavo molido
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 290 gr de leche

Paso a paso bizcocho:

1. Tamizamos los ingredientes secos (harina, especias, levadura, bicarbonato) y reservamos.

2. En un bol, batimos la mantequilla junto con el azúcar durante un par de minutos.

3. En un cuenco aparte, mezclamos la miel con los huevos hasta que estén bien integrados.

4. Vertemos la mezcla en el bol y volvemos a batir.

5. Agregamos los ingredientes secos tamizados, alternándolos con la leche. Siempre debemos empezar y terminar con la harina.

6. Colocamos las cápsulas de papel en un molde para hornear cupcakes.

7. Rellenamos las cápsulas hasta un tercio de su capacidad con la masa. Si os ayudáis de una cuchara para helado os resultará más fácil distribuir por igual la masa.

8. Horneamos a 180ºC durante 20 minutos (recordad comprobar si están listos con la prueba del palillo).

9. Sacamos la bandeja del horno y dejamos templar un minuto.

10. Extraemos las cápsulas del molde y las dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Mientras podemos ir preparando la crema.

Ingredientes crema:

  • 450 gr de mantequilla reblandecida
  • 225 gr de queso crema Philadelphia
  • 440 gr de icing sugar tamizado
  • 60 ml de nata 35% M.G.
  • 2 cucharaditas de canela molida

Paso a paso crema:

1. En un bol, batimos la mantequilla junto con el queso hasta obtener una pasta homogénea.

2. Añadimos el icing sugar en tres tandas.

3. Incorporamos la nata y la canela y volvemos a batir hasta conseguir una crema sedosa y de un bonito color tostado.

Decoración:

1. Colocamos una boquilla de estrella abierta en una manga desechable y la rellenamos con la crema.

2. Aplicamos la crema sobre los cupcakes, trazando una espiral de fuera hacia dentro.

3. Decoramos con figuritas de glasa navideña.

Sólo podemos decir maravillas de estos cupcakes. El bizcocho esponjoso y especiado, que despierta nuestras papilas gustativas, la crema sedosa y con un olor tan invernal, convierten a estos cupcakes de jengibre con crema de queso en una experiencia de vivencia obligada en estas fechas navideñas.

Consejos:

· Rercuerda precalentar el horno a 180ºC antes de introducir las cápsulas en el horno.

· Para la crema podéis utilizar otra marca diferente, pero a nosotras Philadelphia nos encanta por su cremosidad y sabor.

· La cantidad de canela molida que vamos a añadir a la crema dependerá en gran medida de nuestro gusto. Podéis ir probando la crema y añadiendo más canela hasta encontrar el punto perfecto.

· La decoración es siempre lo más personal a la hora de elaborar cupcakes, por eso podéis utilizar otra boquilla para aplicar la crema o, en lugar de utilizar figuras de glasa para decorarlos, podéis usar unos sprinkles de muñecos de jengibre para darles un toque divertido.

Tutoriales

Decoración Galleta ventana navideña

El año pasado decoramos para Navidad unas galletas con forma de ventana muy sencillas que nos encantaron. Este año queremos repetirlas y hemos pensado que estaría muy bien compartir en nuestro blog el proceso de decoración, por si vosotros también queréis probarlas en casa.

Ya veréis lo sencillo que resulta obtener unas galletas realmente llamativas con apenas un par de ingredientes y alguna que otra herramienta. Estamos seguras de que sorprenderéis durante las fiestas a vuestr@s familiares y amig@ con estas galletas tan navideñas.

Ingredientes y materiales:

  • Galletas rectangulares
  • Papel de azúcar
  • Glasa real blanca
  • Manga desechable y boquilla redonda

Paso a paso:

1. Horneamos las galletas con la forma y el tamaño ideal. Nosotras hemos utilizado un cortador rectangular y hemos horneado las galletas sobre un tapete perforado para que se queden lo más planas posibles por la parte de abajo (que es la que utilizaremos para decorar).

2. Recortamos el papel de azúcar. Tened en cuenta que el papel debe ser más pequeño que la galleta. Si el papel está demasiado ajustado al borde, nos costará más aplicar la glasa y el resultado no será tan bonito.

3. Preparamos la glasa. Cuando tengáis lista la glasa real con vuestra receta preferida (nosotras hemos utilizado el preparado de Funcakes) la diluimos con agua hasta obtener una consistencia de relleno densa y añadimos unas gotas de colorante blanco. Introducimos la glasa en una manga en la que hemos colocado una boquilla número 2 de Wilton y nos disponemos a decorar.

4. Aplicamos unas cuantas gotas de glasa en la superficie de la galleta para que actúe de pegamento para el papel de azúcar.

5. Ajustamos el rectángulo de papel de azúcar en nuestra galleta, lo más centrado posible.

6. Dibujamos el borde de la ventana con la glasa, ajustándonos al filo de la galleta (excepto en la parte de abajo que dejaremos libre medio centímetro) y asegurándonos de cubrir un par de milímetros el papel de azúcar para que se quede bien fijado. Ya que estamos utilizando una boquilla del número dos, tendréis que hacer primero la línea exterior (en el borde de la galleta) y después otra interior (en el borde del papel de azúcar).

7. Trazamos una línea recta en el centro de la galleta, de arriba a abajo (o al revés, como más cómodo os resulte). Si no estáis segur@s de que la línea os salga recta, podéis utilizar una regla y dibujar con rotulador comestible sobre el papel de azúcar (siembre antes de pegarlo a la galleta, por supuesto).

8. Hacemos dos línea rectas que corten la línea central que habíamos trazado antes. Tienen que quedarnos una ventana dividida en seis cuadrados iguales.

9. Dejamos que la glasa se seque un poco antes de rellenar la parte inferior. La idea es que se note la diferencia entre la ventana y el alfeizar de la misma.

10. Esperamos que se seque toda la glasa completamente antes de manipularlas (para meterlas en bolsitas o servirlas en un plato, por ejemplo).

En apenas unos minutos podéis tener lista una galleta original y muy navideña para regalar o simplemente para disfrutar en casa. Por supuesto, podéis utilizar vuestro propio diseño de papel de azúcar o cambiar el color de la ventana y teñir la glasa de marrón.

Consejos:

· En nuestra tienda online podéis encontrar el diseño ventana navideña de papel de azúcar que hemos utilizado en estas galletas.

· Cuando hablamos de que la glasa tiene que tener una consistencia de relleno densa, nos referimos a que tiene que caer en borbotones de la cuchara. También podéis realizar un “corte” en la superficie de la glasa y comprombar que tarda menos de 8-10 segundos en volver a quedar la lisa (es decir, que el corte se haya vuelto a unir completamente).

· Podéis utilizar un punzón para ayudaros a distribuir mejor la glasa y a corregir pequeños errores (como burbujas).

· Si queréis darle al papel de azúcar un acabado más realista, podéis aplicar un poco de colorante en polvo blanco mate con ayuda de un pincel plano o una esponjita de maquillaje.

· Si no queréis que vuestra ventana tenga alfeizar, tan sólo tenéis que ajustar el borde de la misma a toda la galleta, sin dejar el medio centímetro que nosotras hemos dejado por abajo.