Recetas

Bavarois de manzana

Existen ciertas recetas en la repostería de toda la vida de las cuales oyes hablar a menudo pero que nunca te has parado a preparar. Pues bien, la crema bávara era una de esas recetas pendientes en nuestro blog. No es que sea un postre complicado de preparar o con ingredientes poco accesibles, simplemente es que no se había dado la ocasión. Hasta ahora.

Y es que aunque el otoño esté a la vuelta de la esquina, el calor que había tardado en llegar en verano se resiste a irse tan pronto. Por eso elaborar recetas sin horno como esta bavarois de manzana con salsa de caramelo es la mejor opción en estos días. Un postre tradicional que no nos hace sudar con un toque otoñal aportado por la manzana.

Ingredientes bavarois:

  • 4 manzanas medianas
  • 100 ml de Brandy
  • 1 limón
  • 200 gr de azúcar
  • 5 hojas de gelatina neutra
  • 400 ml de leche
  • 4 yemas
  • 275 gr de nata
  • un cuenco con agua

Paso a paso bavarois:

1. Exprimimos el limón y colamos el zumo que vertemos en un cazo.

2. Lavamos y pelamos las manzanas. Las cortamos en pequeños trozos y los echamos en el cazo.

3. Añadimos el brandy y 3 cucharadas de azúcar. Removemos bien todos los ingredientes para su correcta integración.

4. Calentamos a fuego medio durante unos 10 minutos. Los trozos de manzana tienen que haberse reblandecido y el líquido casi consumido.

5. Retiramos del fuego y trituramos con ayuda de una batidora de varillas. Reservamos.

6. Introducimos las hojas de gelatina en el cuenco con agua para que se hidraten. Las dejamos en el agua hasta que vayamos a utilizarlas.

7. Batimos las yemas con el azúcar hasta obtener una pasta de color claro. Reservamos.

8. En un cazo vertemos la leche y el puré de manzana y removemos un poco para que se mezclen.

9. Agregamos las yemas que teníamos reservadas y calentamos a fuego medio durante al menos 20 minutos, para que se espese. Hay que remover con suavidad constantemente, procurando que no llegue a ebullición.

10. Incorporamos la gelatina escurrida y removemos para que se disuelva en la mezcla. Dejamos templar sin que la mezcla llegue a cuajar.

11. En un cuenco batimos la nata hasta que esté ligeramente montada y la añadimos, poco a poco y con movimientos suaves y envolventes, a la mezcla templada.

12. Vertemos la bavarois en el molde escogido y dejamos cuajar en la nevera al menos 12 horas. Mientras, podemos ir elaborando la salsa de caramelo.

13. Desmoldamos con cuidado la bavarois y la colocamos sobre un plato.

Ingredientes salsa:

  • 110 gr de mantequilla
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 80 ml de nata

Paso a paso salsa:

1. En un cazo o sartén derretimos la mantequilla a fuego suave (sin que llegue a hervir).

2. Añadimos el azúcar y mezclamos con la mantequilla. Dejamos calentar durante un par de minutos, sin dejar de remover.

3. Incorporamos la nata y seguimos moviendo hasta que llegue a ebullición. Dejamos hervir unos 2 minutos y retiramos del fuego.

4. Dejamos enfriar la salsa al aire.

5. Vertemos la salsa sobre la bavarois justo antes de servirla.

Es un postre perfecto para los días calurosos pero también para dar la bienvenida al otoño que está por llegar. La combinación de todos y cada uno de los ingredientes, así como la textura esponjosa, convierte a esta tarta en un espectacular bocado irresistible. Os resultará imposible no repetir.

Consejos:

· Las manzanas que utilizamos en este bavarois no deben ser ácidas ni demasiado dulces. Las tipo Golden son las mejores por su punto medio entre acidez y dulzura.

· Debéis tener cuidado con las mezclas calientes. Tanto al triturar las manzanas calientes como al preparar el caramelo, os recomendamos precaución para evitar quemaduras.

· El molde que utilicéis para cuajar la bavarois tiene que ser antiadherente para evitar que se os pegue al tratar de desmoldar. Si no confiáis mucho en la antiadherencia de vuestro molde, podéis utilizar un poco de desmoldante.

· Debido a que la salsa de caramelo lleva mantequilla, es mejor guardarla en la nevera una vez fría. Si al utilizarla se ha endurecido un poco, tan sólo tenéis que darle un golpe de calor en el microondas y listo.

Recetas

Tarta fría de melocotón

El verano está acabando y queremos ir despidiéndonos de él. Estamos seguras de que aún quedan algunos días de calor aquí en el sur, por eso aún nos resistimos un poco a encender el horno. Así que hemos decidido compartir con vosotr@s la receta de esta tarta fría que preparamos este verano para el día de Santa Ana. En aquel momento la preparamos de mojito, pero en esta ocasión nos hemos decantando por preparar una tarta fría de melocotón.

Un sabor delicado y cremoso que combina a la perfección con la dulce base crujiente. Al ser una receta que no precisa horneado en su elaboración está pensada sobre todo para los meses de calor, sin embargo, podemos prepararla en cualquier momento del año, aprovechando la fruta de temporada.

Ingredientes:

  • 100 gr de copos de avena
  • 80 gr de azúcar moreno
  • 80 gr de mantequilla
  • 225 gr de queso Philadelphia
  • 75 gr de icing sugar
  • 30 ml de leche
  • 270 gr de nata
  • 6 melocotones
  • 60 gr de azúcar
  • 1 hoja de gelatina
  • 100 ml de agua

Paso a paso:

Consejos:

· Podéis cambiar el melocotón por cualquier otra fruta o por aroma en pasta. Tan sólo tendréis que ajustar la cantidad a añadir para conseguir el sabor perfecto.

Tutoriales

Topper Hoja de papel

La vuelta al cole llega en unos días, por eso hemos pensado compartir con vosotr@s una sencilla idea para decorar cupcakes con los que celebrar la entrada de l@s estudiantes a sus respectivos centros de educación. A continuación encontraréis un tutorial para elaborar un topper de hoja de papel de fondant. Porque no hay nada que haga más ilusión los primeros días de clase que escribir por primera vez en esas clásicas hojas ralladas por estrenar.

Ingredientes y materiales:

Paso a paso:

1. Añadimos un poco de CMC al fondant y amasamos para integrarlo bien.

2. Ajustamos correctamente los anillos niveladores al rodillo y presionamos sobre el fondant, estirándolo bien hasta que quede uniforme.

3. Con ayuda de una regla y un palillo marcamos rectángulos de 6 x 4,5 cm de longitud.

4. Cortamos con el bisturí los rectángulos.

5. Retiramos el fondant sobrante y despegamos del tapete nuestros rectángulos con ayuda del bisturí para no deformarlos.

6. Presionamos la punta de la boquilla sobre el fondant para realizar cuatro agujeros en uno de los lardos más largos de cada rectángulo.

7. Dejamos secar los rectángulos perforados sobre la alfombrilla, al aire, al menos 4 horas antes de continuar.

8. Con ayuda de la regla o una tablilla, pintamos líneas paralelas a los lados más cortos con rotulador azul. Os recomendamos empezar por arriba e ir bajando, evitando deslizar la regla, para no arrastrar la tinta y que se emborrone todo.

9. Cuando la tinta azul se haya secado, trazamos una línea roja justo al lado de las perforaciones.

10. Para finalizar, pintamos unas sumas o unas palabras con rotulador negro sobre nuestras hojas de papel de fondant. Una buena idea es dejar que l@s peques de la casa escriban sobre las dulces hojas ralladas lo que quieran. De esta manera, el acabado final será mucho más realista.

11. Dejamos endurecer completamente estos toppers de fondant antes de colocarlos sobre nuestros cupcakes favoritos.

Como podéis comprobar es una decoración realmente fácil de elaborar. Apenas un par de ingredientes, unos cuantos utensilios y unos pocos minutos son suficientes para obtener unos divertidos toppers para decorar unos deliciosos cupcakes.

Consejos:

· La proporción correcta de CMC a añadir es de 5 gr por cada 250 gr de fondant. Si queréis que endurezca antes podéis sobrepasar un poco esa proporción.

· En lugar de utilizar fondant con CMC, podéis utilizar directamente pasta de goma.

· Cuanto más fino estiremos el fondant, más rápido se endurecera. Nosotras recomendamos estirarlo con un grosor de unos 3-4 mm.

· Antes de pintar con los rotuladores sobre el fondant, es importante que la superficie del mismo esté dura, por eso dejamos los rectángulos al aire, para que se sequen. Si no habéis utilizado CMC o el ambiente es muy húmedo, quizás necesitéis más tiempo del recomendado para que la superficie del fondant se endurezca.

· Nosotras utilizamos rotuladores de tinta comestible de la marca Foodoodler porque nos encantan. Pintan perfectamente, no dan sabor y no se secan si no los utilizas en una temporada. Os los recomendamos al 100%.

Recetas

Sorbete de Mojito

Aunque ya estemos en Septiembre, el calor se resiste aún a dejar paso a los días frescos típicos de la estación que se avecina. Por eso, por lo menos en Sevilla, encender el horno no es una opción en estos primeros días del mes de la vuelta al cole. Pero eso no es problema para disfrutar de un buen postre, como este sorbete de mojito. Fácil de preparar, refrescante y con un sabor que no deja indiferente a nadie.

Ingredientes:

  • 100 ml de agua
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 15 gr de hojas de hierbabuena
  • 1 lima
  • 275 ml de refresco de lima-limón
  • 50 ml de ron añejo
  • 2 claras de huevo

Paso a paso:

1. Lavamos las hojas de hierbabuena y separamos unas 5 hojas grandes que picamos finamente. Lavamos la lima, la rallamos y la exprimimos para sacarle el zumo. Reservamos.

2. En un cazo, llevamos a ebullición el agua junto con el azúcar moreno. Removemos constantemente para facilitar que el azúcar se disuelva en el agua.

3. Después de dejar el almíbar en ebullición un minuto aproximadamente, lo retiramos del fuego y añadimos las hojas de hierbabuena para que infusione. Dejamos enfriar por completo.

4. Colamos el almíbar en un bol para desechar las hojas de hierbabuena.

5. Vertemos el zumo y la ralladura de lima, el refresco y el ron en el almíbar frío y removemos ligeramente. Reservamos.

6. Montamos las dos claras hasta obtener un punto de nieve suave.

7. Añadimos las claras montadas, poco a poco, a la mezcla que teníamos reservada, con movimientos suaves y envolventes.

8. Colocamos el sorbete líquido en un recipiente apto para la congelación e introducimos en el congelador unos 30 minutos.

9. Pasada la media hora, sacamos el recipiente del congelador y batimos para romper los cristales de hielo. Volvemos a congelar una hora.

10. Sacamos de nuevo el recipiente del congelador y batimos. Introducimos el sorbete en el congelador y repetimos la operación de congelado y batido dos veces más. Durante el último batido del sorbete, incorporamos las hojas de hierbabuena picadas.

11. Dejamos el sorbete enfriar al menos 4 horas seguidas antes de servir.

Una elección perfecta para acompañar estos últimos días de barbacoas veraniegas. Por supuesto, sólo para el disfrute de los adultos (recordad que lleva alcohol). Podéis tomarlo sólo o como acompañamiento a vuestro postre favorito. Lo mejor para acabar una buena comida o cena en estos días de calor.

Consejos:

· No os preocupéis si el sorbete parece que se separa, dejando espuma arriba y líquido abajo. Conforme se va batiendo y congelando, va corrigiéndose esta separación.

· Si queréis que el sorbete quede lo suficientemente líquido como para tomarlo con pajita, tan sólo tenéis que dejarlo unos 10 minutos fuera de la nevera antes de servirlo y listo.